Google-play App-store
Monterrey N.L.

Auditorías a la medida

Tierra De Nadie

Por Walid Tijerina


Continuamos con los problemas financieros de la descentralización, ese mesías que venía surfeando hacia América Latina desde los ochentas en la “tercera ola de la democracia”. Ahora, en este pasado San Lunes, arrancando apenas la semana, el gobierno de Nuevo León recibió un cubetazo de agua helada. La Auditoría Superior de la Federación anunció que Nuevo León estaba bajo el mando de uno de los nueve gobernadores que desaparecieron o malversaron recursos federales. En Nuevo León, se habla de que existió, por parte de Rodrigo Medina, un subejercicio de 89% de los recursos del Fondo de Infraestructura Social Estatal al cierre de 2013 –equivalente a 54.7 millones de pesos.

Este manejo de recursos, sumado a la megadeuda del estado, parece haber arrinconado cada vez más al gobierno actual ante la transición del equipo de Jaime Rodríguez. Debido a la falta de información por parte del gobierno actual o falta de disposición para revelarla, el equipo del Bronco canceló la última reunión de transición referente al manejo de recursos para atender desastres naturales.

Pero tal parece que hasta en las auditorías hay jerarquías. No podemos más que asombrarnos ante contrastes en “auditorías” a nivel estatal y a nivel federal. En días recientes, una auditoría de la flamante Secretaría de la Función Pública anunció que las transacciones de la “casa blanca” de Angélica Rivera y Peña Nieto y de la residencia de Videgaray eran tan inmaculadas como la prodigiosa recepción del Steeler Franco Harris en el Súper Tazón de 1972.

En palabras de Riva Palacios, “El tinglado político incluyó las disculpas de Peña Nieto y de Videgaray por haber generado la duda en la opinión pública sobre la integridad de su gobierno. Para ellos, el asunto está cerrado. Para muchos otros, es una burla.” ¿De qué se disculpan entonces? Se pregunta la mayoría. Ante estos resultados difícilmente creíbles, terminan sobrando las “disculpas” de Peña Nieto y Videgaray por la “duda” generada en la opinión pública; como si se disculparan santurronamente por los pensamientos cochambrosos suscitados en mentes ajenas.

Se necesita, en todos los niveles, de una efectiva rendición de cuentas y una verdadera responsabilidad de servidores públicos. En Nuevo León, dentro de otros nueve estados, tenemos la megadeuda y fondos desaparecidos que recientemente fueron “detectadas” por la Auditoría Superior de la Federación. Pero en la federación los resultados son distintos, casas o fortunas desproporcionales son investigadas con la pericia propia del despistado Inspector Clouseau. En fin, como decía Juárez: “a los amigos, justicia y gracia; a los enemigos, la ley a secas”.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/tierra-de-nadie/auditorias-a-la-medida
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo