Google-play App-store
Monterrey N.L.

El sur también existe

Tierra De Nadie
Por Walid Tijerina



“Sueño el sur, inmensa luna, cielo al revés

Busco el sur, el tiempo abierto y su después.”

Fernando Pino Solanas, Vuelvo al sur




La polarización entre norte y sur en nuestro país no deja de alarmar tanto a expertos mexicanos como extranjeros. The Economist publicó recientemente un artículo sobre esta dicotomía en nuestro país entre la moderna economía exportadora y las economías rurales o informales. La persistencia de estos contrastes a nivel mundial ha recibido atención de autores como Acemoglu y Robinson (con su ya clásico Por qué los países fracasan) quienes enfatizan la importancia de instituciones gubernamentales en el éxito o fracaso de naciones y regiones. Otros autores, como David Landes o Gerardo Esquivel en México, incluyen factores geográficos en la obtención o no de resultados económicos favorables.

Un ensayo en particular sobresale para comprender el creciente abandono de las regiones del sur en nuestro país: El sur también existe de Enrique Dávila, Georgina Kessel y Santiado Levi. Desde mediados del siglo pasado, la vida económica del país estuvo concentrada alrededor de las tres principales metrópolis de México: Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Con este arreglo regional, el sur fue subordinado como productor de hidrocarburos y energía hidroeléctrica para subsidiar el crecimiento industrial en esas metrópolis. A partir de los sesentas, la implementación de las maquilas en la franja del norte representó un mayor alejamiento del sur. El Tratado de Libre Comercio a inicio de los noventas potencializó aún más el favorecimiento de la franja norte. No es entonces una sorpresa que el sur, principalmente el sureste, sea un enclave de rezago social y económico –evidenciado principalmente por índices de pobreza.

Los recientes resultados del Coneval donde se exhibe un incremente de nuestra pobreza, hasta llegar a una cifra actual de 55%, pusieron de nuevo el dedo en la llaga. Y gran parte de esa pobreza está concentrada en esa región sureste. Trabajos de académicos y ONGs (como Oxfam México y el Instituto de Estudios para la Transformación Democrática) lograron poner estas alarmantes preocupaciones sobre la mesa nacional de debate. Finalmente, el anuncio de la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales de Peña Nieto parece ser la reacción del gobierno ante el tradicional abandono del sur.

Las principales acciones, en línea con las reiteradas recomendaciones de los académicos citados, se dirigen hacia inversión e infraestructura. De inicio, el Presidente anunció una inversión de 115 mil millones de pesos para infraestructura en gasoductos y vías de transporte, además de otros alicientes para el desarrollo y la inversión en la región. Será de suma relevancia entonces dar seguimiento a esta iniciativa desde su legislación hasta su implementación.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/tierra-de-nadie/el-sur-tambien-existe
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo