Google-play App-store
Monterrey N.L.

Focos rojos en Nuevo León

Tierra De Nadie

Por Walid Tijerina


Por un lado, tenemos a César Camacho, presidente nacional del PRI, gritando a cuatro vientos que en México no hay focos rojos ni obstáculos, en cuanto a seguridad, para llevar a cabo las próximas elecciones. Por el otro lado, Ricardo Anaya, quien se postula para ser el sucesor de Gustavo Madero en la dirigencia del PAN, ha mencionado reiteradamente que son muchos los focos rojos en México para los próximos procesos electorales, resaltando los estados de Jalisco, Tamaulipas, Guerrero y Michoacán.

El INE, desde el 2009 que era todavía el Instituto Federal Electoral, tiene para estos motivos la definición de “secciones de atención especial” (SAEs) como aquellas secciones que “presentan una dificultad extrema para desarrollar las actividades de capacitación electoral e integración de las mesas directivas de casilla”.

Finalmente, tras los constantes dimes y diretes entre PRI y PAN, el Instituto Nacional Electoral salió a flote para publicar los números de sus focos rojos o “secciones de atención especial” (SAEs): 12,057 secciones. En comparación con el 2009, para tener una referencia de estos focos rojos, las SAEs eran 6,376, es decir, tenemos a la fecha un aumento aproximado del 100 por ciento, duplicando dichas secciones.

Aparte de las cifras, el dato que más resalta entre las SAEs es la presencia de un estado que aparentemente se había reivindicado de la inseguridad: Nuevo León. Pues no sólo se han detectado secciones de atención especial en Jalisco, Tamaulipas, Guerrero y Michoacán como mencionaba Anaya (estados donde actualmente se sufren embates casi a diario entre organizaciones delictivas o entre organizaciones delictivas y fuerzas federales), sino que han sido superados por Nuevo León, el segundo a nivel nacional con mayor número de SAEs, aglomeradas principalmente en un solo distrito: el 12 federal con cabecera en Cadereyta. Nuevo León, como entidad, tiene en total 1,421 secciones obstaculizadas por la inseguridad, superado solamente por el Distrito Federal (con 1,588).

Aquí tenemos entonces un municipio que claramente necesita “atención especializada” no sólo durante las elecciones sino, más importante aún, después de las elecciones. La situación de inseguridad, reflejada ahora en las evaluaciones del INE, exige un firme compromiso en la materia tanto del gobernador como del alcalde que resulten electos –ya sean del PAN, PRI, PRD o independientes.



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://panycirco.com/editorial/tierra-de-nadie/focos-rojos-en-nuevo-leon
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo