Minuto

La cancelación

By noviembre 30, 2023No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

No sé si usted se haya enterado, pero existe una corriente tan insignificante pero peligrosa que dos actos de violencia aceleraron su metamorfosis.          ¿En qué consiste?   Los puristas sociales dictan que no debes cometer un error en tu vida, porque sería motivo suficiente para que quedes etiquetado y sentenciado a que te “cancelen” todo lo cancelable, como ser despedido de un trabajo estable, la admisión en una escuela de prestigio, abordar una línea aérea, o la más elemental, cancelarte una solicitud de crédito para adquirir una licuadora. 

Esto se desprende de la tontería con la que se resbaló el babalucas de Vicente Fox que, sin meditar el tamaño de su lengua, le hizo el caldo gordo a Mariana Rodríguez esposa de Sami Mattel que, si no la conocían, con la “ayuda” de Chente, ya la conocieron como virgen y mártir.           El otro desagradable asunto fue la felonía de Patricio Pereira estudiante junior de una Universidad Anáhuac de Puebla que porque no se abrió la pluma de acceso al Fraccionamiento Lomas de Angelópolis le ha puesto una felpa de madrazos al guardia haciéndonos recordar aquel monstruo que mandó al hospital al dependiente de una pizzería en San Luis Potosí.

El embrión de asesino en potencia, muy seguramente con alguna preparación en artes marciales por su gran destreza y agilidad mostrada para golpear salvajemente al pobre nahuatlaca, que no hizo más que recibir la cantidad de madrazos en el rostro como suelen hacer los contendientes del “canelo” Álvarez en calidad de bultos en sus peleas arregladas.

Por lo pronto la Universidad donde estudia esa bestia humana dictaminó que en la urgente reunión de Consejo probablemente despedirán de la Institución educativa por faltar a los lineamientos pudorosos que rige la prestigiada universidad de los Legionarios de Cristo.           No se hicieron esperar las respuestas que ¿cómo era posible? Si: había sido fuera de las instalaciones, no era hora de escuela, deberían escuchar a las dos partes, es un asunto que compete a lo judicial y un sinnúmero de excusas para liberar del problema al feto de Frankenstein.

De igual manera, pusieron en la balanza al de las botas lanzando improperios del que porqué le habían cancelado su portal de “X” -antes twitter- del “compadre” del payaso, por la inexistencia de la libertad de expresión y toda clase de manifestaciones de la sociedad pura, pía y santa que suele acostarse con diosito y levantarse con Mefistófeles.

La opinión más valiosa es la de usted, como en este escrito es la mía y yo aseguro que ha desaparecido la pequeñísima línea que existía entre la verdad, la razón y la congruencia por las malditas redes sociales, que no tienen ética, a veces moral y menos ocasiones certeza.  Todo aquel que tenga un computador o móvil con elementales conocimientos y ganas de joder, crea un sitio, lo promociona y hace un desmadrito como feria de pueblo y no hay quien lo pueda detener ni sancionar.

Lo hecho por Vicente es una tarugada propia de su alcance, -conste que no digo por la senectud porque si con él me comparo, ahí la llevamos- recordando que los perritos abren los ojos a los siete días, los pendejos, nunca.   Del otro felón, que lo corran de la escuela que papi paga, que el pobre pelagatos policía lo demande y lo metan a chirona para que se especialice en convertirse en lo que desea, ser más maldito que la “Barbie” el Viceroy o el Z40      MENDUENCIAS: de ultima hora, el resultado de la junta de Consejo universitario dictaminó: por lo pronto el estudiante queda suspendido,-nada mas– hay que esperar que lo asesine y lo embolse para tirarlo en la carretera para considerarse delito grave, ¡carajo!                                   minutochavaportillo@gmail.com