Minuto

La improvisación

By enero 17, 2024No Comments

CHAVA PORTILLO

La falta de conocimiento o experiencia hace muchas veces que las decisiones sean gélidas, tardías o equivocadas.     Alfonso Martínez Muñoz es todo un caso, después de haber sido distinguido con el nombramiento de secretario de medio ambiente pasó el trago amargo que el imberbe gobernador mentiroso que padecemos en Nuevo León, se le ocurriera la nefasta idea de degradarlo para nombrar secretario a su mozo de estoques Félix Arratia dejando a AMM como director, cuando el sustituto, sabía del tema absolutamente nada.

La contaminación ambiental se ha disparado a grado tal que ocupamos tristemente hoy el primer lugar en casos peligrosos, haciendo que Poncho lleve a cabo acciones que no tienen sentido ni sustento como la payasada de “ordenar” sentarse a dialogar al gerente de PEMEX Cadereyta poniendo un ultimátum, que, de no cumplir con la exigencia, clausurar la refinería.

Está alocada acción la repite imitando a Samuelito el mentiroso cuando en campaña intentó hacérsela de tos a los petroleros que los echaron en corrida al entonces senador acompañado por el ahora su compadre Luisín Donaldín quedándose los “contaminadores” revolcándose de la risa, porque la secretaría del medio ambiente no tiene personalidad, peso, ni sustento para cerrar una empresa del tamaño de petróleos mexicanos.   

Lo tonto se pega y Alfonso está sufriendo el padecimiento, no hace mucho Muñoz había salido con otra estupidez mayúscula, que la contaminación era resultado de las carnes asadas y como el equipo Tigres jugaba la final que perdió, se había disparado la norma.

Ergo, hay que sugerir a los equipos que armen conjuntos no muy buenos para que no jueguen finales y no haya carnes asadas, o, preguntar a Emilio Azcárraga cómo solucionar el problema ya que sus águilas ganan a cada rato…

La improvisación, insisto, es mal crónico, Alfonso Martínez no era tan tarugo me cae.  Llega el frente frío y con él, una serie de problemas que se hacen monumentales, corriendo como gallinas descabezadas por un lado los soldados con su inútil DN lll, protección civil con chocolate caliente, por otro los centros de ayuda para la gente de calle, uno en Escobedo, otro en Juárez, unos con cobijas, otros con tamales, los demás con champurrado, sin idea, sin logística, sin común denominador, como el gobierno federal con “OTIS” en Acapulco, todos por sin ningún lado, al chilazo a como dios le de entender. 

Mientras el mentiroso gobernador por un lado y la mentirosa candidata responsable de “Amar a Nuevo León” por otro, cuando ella debería haber tomado el mallete de mando para encabezar esfuerzos, brigadas, equipos para que mientras unos llevan el pan, otros el atole, los demás los cobertores, pero no, cada quien por su lado imponiendo su marca equivocada, porque el fin es hacerse notar, no trabajar en equipo para lograr resultados y ahí, también se llenó de lodo Alfonso Martínez Muñoz y nada más falta que diga que es mejor que mueran de frío antes que prender fogatas porque son bien contaminantes, no tanto como cuando ganan los Rayados, porque ese es asunto casi imposible.      Pobre Poncho, ¡tan buena imagen que teníamos de tu persona!             MENUDENCIAS: ¿alguien podría informarnos dónde están los dos mil camiones comprados?, porque ayer se chuparon ooootra vez dos horas esperando los ciudadanos a tres bajo cero y los camiones, nunca aparecieron.

minutochavaportillo@gmail.com