Gregorio Martínez con Pan y Circo

¡Fuera la refinería!

By enero 29, 2024No Comments

PAN Y CIRCO – Opinión Editorial

Durante más de cuatro décadas ha estado ahí…

Pero de unos años a la fecha se ha convertido en la principal fuente de contaminación en la zona metropolitana de Monterrey

Al día de hoy es la causante del 94 por ciento del dióxido de azufre que predomina en nuestro aire… y con ello, de una tercera parte de las partículas PM 2.5, las más dañinas para la salud, que pueden provocar hasta la muerte.

Es la Refinería de PEMEX, ubicada en Cadereyta Jiménez, Nuevo León, el asesino silencioso que nadie ha podido frenar.

El domingo 28 de enero miles de ciudadanos participaron en un plantón… Una manifestación pacífica, apartidista, aunque no faltaron algunos políticos que buscaban el reflector.

La exigencia fue una sola: Cerrar de una vez por todas esta refinería.

¿Por qué la inacción de las autoridades, particularmente las federales?

En esta protesta legítima se criticó una vez más la cerrazón, tanto de PEMEX como de otras instancias del gobierno de nuestro país, ante el grave problema que estamos enfrentando aquí´en el estado de Nuevo León.

Se puso como ejemplo lo que se hizo en la Ciudad de México hace ya muchos años.

Decidieron tomar el toro por los cuernos.

Incluso cerraron aquella refinería en Azcapotzalco en 1992.

Aquí nos quedamos con las gasolinas más sucias y contaminantes.

La refinería en Cadereyta incrementó el procesamiento de combustóleo, sin invertir lo necesario para disminuir emisiones.

Los funcionarios han hecho oídos sordos a múltiples peticiones.

Tuvieron el descaro de quedarse fuera del Plan Integral de Gestión Estratégica de Calidad del Aire (PIGECA). ¿Por qué?  Porque no tienen la mínima voluntad para cumplir con los compromisos.

Cuando el mundo avanza hacia la eliminación rápida, ordenada y equitativa de los combustibles fósiles, aquí vamos al revés.

Lo urgente es el cierre de la Refinería de Pemex en Cadereyta, bien planeado, gradual y justo para la gente que de ahí depende económicamente.

Reubicarla, como proponen algunos, sería trasladar el problema a otra comunidad.

A partir del cierre de esta planta, vendría todo lo demás.

Medidas serias.

En la industria, poniendo límites las emisiones…

En las fuentes móviles, renovando unidades de transporte público e implementando la verificación vehicular sin cargo a los ciudsadanos

En los hábitos de todos y cada uno de nosotros.

Como bien dicen los expertos en esta materia, hay muchas oportunidades económicas y empleos en una economía descarbonizada. Aquí tenemos todas las capacidades para lograrlo.

Aspiramos a ser el epicentro de la electromovilidad en el país.

Pero así, no.

Ojalá que de una vez por todas surtan efecto lo que dicen que están haciendo las autoridades estatales para acabar con esta crisis.

Veremos si prospera la iniciativa que el Gobernador envió al Congreso para que el Estado pueda actuar de verdad y con contundencia en defensa del derecho humano al aire.

Llegó el momento de pasar del dicho al hecho…

De que nuestros servidores públicos respeten la salud y el bienestar de los ciudadanos.

Porque queremos respirar aire limpio… porque queremos vivir.