El Taco H

El Taco-H y las Grúas

By marzo 8, 2024No Comments

Estaba yo pensando como héroe y Taco-H que soy, y después de haber tenido una mala experiencia en días pasados, ya que andando por el Centro de Monterrey en el carro que me presto el Juez de Barrio de mi colonia, se me ocurrió pararme en una esquina porque no me iba a tardarme ni cinco minutos verificando que no invadiera lo que está en amarillo, y que cree querido lector, yo no se si las grúas que andan deambulado por todo el Centro de Monterrey tendrán algún detector, pero cuando sali mi carro ya no estaba.

Yo todo mortificado porque era el carro del Juez de Barrio, me puse a recorrer como loco todas las calles del Centro, hasta que encontré la grúa parada como a 8 cuadras de donde me estaciones, haciendo negociación con otro cliente, hay perdón automovilista que le tenían ganchado su carro, espere a que terminara y que le bajaran el carro al cliente, hay perdón se me volvió a chispotear, me acerque para negociar con el conductor de la grúa, porque no había ningún tránsito, y que cree querido lector, pues me dijo que si quería que el carro no llevara al corralón, pues tenía que pagar lo que el carro debía de refrendos y además tenía que darle a el 3,500 pesos disque por el cobro de la Grúa.

Y le dije y como le hago, y me dijo ve y paga yo aquí te espero, para acabar pronto fui y pague una buena cantidad porque si debía refrendos y regrese y le dije dame la nota de la grúa y que me dice no te voy a dar esta tablita y ponme el dinero ahí.

Entonces me quede pensando, déjame ir con el director de Vialidad y pues pa’ofrecerle mis servicios de Grúas, que le saldría mucho mas barato porque mis Grúas con unos arneses agarrados a burros y estos arrastrarían los carros y también unas carretas en donde podrían ir carros pequeños que no pesen mucho, y le dije que también haría lo mismo que las Grúas actuales, pero que si me contrataba a mi yo le daría un porcentaje mayor del moche.

Y que yo llevaría el mismo método, tienes que pagar el refrendo y regresas, me das despistadamente el pago de la Grúa (o sea el moche), te doy a ti tu parte y pues yo me quedo con la mía y todos ganamos, gana el estado porque, aunque sea de a fuerza se pondrían al corriente con los refrendos, al no llevarse el carro gana los corralones que ya no les caben más carros y por último ganas tu y gano yo.

Y que cree querido lector, pues no se paró muy molesto gritándome que de donde había sacado esa idea, si eso no se hace en el estado, y yo le dije como de que no a mi me acaba de pasar en el Centro y a otros clientes, hay perdón otra vez me equivoque, y como lo vi bien enojado y a mi casi se me sale el corazón del susto que me dio mejor decidí huir y dije patas pa’que son.

Y ya no me pare querido lector hasta que llegue a mi cantón bien asustado, y que además no quería ni entrar porque por pagar el moche y lo que se debía del carro del Juez de Barrio, pues llegue sin un cinco de lo que me había dado mi Tacoacha pa’que le depositará lo de una tanda que tenía que pagar, ya sabrá querido lector como me fue, así que ahí nos vemos hasta la próxima.