Minuto

Sin escrúpulos

By abril 5, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

No deja de sorprender la actitud de come-santos y caga-diablos que asumen casi todos los que dedican su vida a la política.   Son rapaces, indecentes, obscenos, sinvergüenzas y en ocasiones hasta lujuriosos, sin importar quien caiga llevándose entre las patas, tronco, molonco y hoja puesto que siempre han considerado que la moral es un árbol que algunas veces, da moras.

El escándalo que hicieron en torno a la borrachera de Juan Pablo Sánchez Gálvez es una tormenta en un vaso de agua no hubiera pasado de eso, si no fuera hijito de Xóchitl Gálvez que quiere ser presidente de México y los “genios” de la promoción y publicidad que ahora petulantes y perfumados se llaman manejadores de imagen y miembros del war room que ayer refería el perico mayor en esta página, que muchas ocasiones carecen de talento y creatividad, husmean por los archivos periodísticos para desempolvar cualquier evento que sirva de municiones para la pistola del desprestigio.

No me quiero erigir como madre Teresa de Calcuta ni virgen de los siete puñales porque mis penosos años de beber en exceso han quedado en el olvido, pero mucho tiempo, muchas veces perdí los estribos y la montura completa por no saber decir, hasta aquí, ni una más, causando ridículos y escenas grotescas que tan solo recordarlas, me causan infinita pena, pero como no era importante, menos famoso, figura pública y mamá no quería ser presidente…

Hace unos días, en el partido de Chivas vs Rayados expulsaron a un chavo de apellido Arteaga por conducta inapropiada, patear un balón y decirle al arbitro “no mames, cabrón” castigándolo con un par de partidos.   Sin pretender sacarle las castañas del fuego al jugador que por cierto es muy bueno; si eso le hubiera dicho yo de niño a una persona mayor, ya no digo a mi padre, hubiera tenido que recoger los dientes del suelo.  Eran otros tiempos y eso, hay que entenderlo, como la molestia al escuchar un dialogo entre jóvenes -inclusive chavitas- sin utilizar la palabra “güey” terminaría la charla pronto.  

Ni siquiera pongo de ejemplo el procaz lenguaje de Samuel mentiroso-mentiroso como gobernador porque mucho en él es actuado, pero en los chavos de su camada, el exceso en vituperios y expresiones vulgares, son la marca.

La cita popular dice que lo que al rico se le festeja, al pobre se le critica y esta referencia ajusta bien.    Los chavos de esta época crearon un estilo no muy envidiable, como también hemos referido la pésima ortografía y estilo en su manera de escribir.

De la misma manera que se critica hoy al hijo de Xóchitl, también se considera pecado mortal que una mujer que intente incursionar en la política haya cabalgado por varias camas sin haber estado unida en matrimonio y el caso de los presidentes de la república han tenido que hacer la farsa de casarse, aunque fuera de mentis para taparle el ojo al macho como Enrique Peña Nieto con la gaviota o Chente con la perversa Martita la boticaria de Celaya.

Manuel Velasco ex gobernador de Chiapas conocido como el güero “mampo” confeso homosexual, tuvo que hacer la faramalla gigantesca de contraer nupcias con Anahí, actricita de RBD en un acto que nadie, solo ellos, aceptaron como verdadero, porque nadie en el Estado, aceptaban tener un gobernante sexualmente indefinido.

Conclusión, no entiendo como en estas fechas, con estas fichas y en estas fachas, la hagan de tos porqué un guerquete dice güey y quiere hacerse el sabroso para entrar a un antro teniendo como pecado ser hijo de una candidata, ahí tienen a los tripones hijos de López, ni quien les quite el sueño.                            minutochavaportillo@gmail.com