Minuto

Cómo han pasado los años

By mayo 6, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

No puedo ocultar mi decepción cuando pasado el tiempo los políticos y sus ofertas en campaña, se vuelven más convencieras sin importar el resultado, sólo triunfar al momento de contar los sufragios y levantar la mano victoriosa.

Vengo de una cultura en que nuestros padres laboraban de lunes a domingo hasta medio día y era común observar los trabajadores salir a pasear con la familia después de las 13:00 horas; luego, vino una conquista laboral, se trabajaría de lunes a sábado.   Después, jugando con las horas diarias trabajadas se repartía la carga diaria para llegar a lo que ahora es común, semana inglesa y ahí, se abrió la panacea de los arrastrados convenencieros con promesas de recortar más aún las jornadas laborales.

Aparecen los “ninis”, antesala de los que disfrutan la vida haciendo nada, sin estudiar ni trabajar recibiendo una lana porque así conviene a los corruptos politiqueros, de ahí, las pensiones, era usual ver a jubilados, pensionados y retirados como ancianos que estaban a punto de llegar a una vejez octogenaria.            Hoy, jóvenes que arriban a medio siglo, cuentan las semanas laboradas para que con la modalidad cuarenta, jubilarse y disfrutar la vida, haciendo, nada.   Hoy, seres humanos de cincuenta años, NO ENCUENTRAN TRABAJO, porque son considerados de la tercera edad.  ¡Hágame el favor!

Los candidatos ofertan a sus ambiciosos planes y proyectos como plataforma de futuro bajar la jubilación a los setenta años, otros, a los sesenta y cinco, a los sesenta y así…sin duda llegará el momento en que, saliendo de la pubertad, estarán preparando los documentos para retirarse laboralmente.

Como cereza al pastel, llega el golpe mortal del presidente López quedándose con la lana que los pobres ancianos “prematuros” que no reclamen sus pensiones, por olvido, inocencia, vivir fuera de su país, muerte, o cualquier otra razón, a lo que los legisladores de morena y lapas afiliadas pasarán a la historia como lo peor de lo peor, con la única razón de lamer la suela del zapato tabasqueño y cebar sus bolsillos, como lo habían hecho los ladinos y corruptos que López tanto criticó.

Ya no refiramos a la señora Nahle que hasta el momento ha resultado toda una “fichita” a la que el marques de Macuspana no ha querido tocar ni con el pétalo de una investigación y que seguramente se convertirá en gobernadora de Veracruz recibiendo cetro y corona del peor gobernador Cuitláhuac García, pero esa, es otra barbacoa.

No es que me quiera erigir como como paladín de los patrones y emular a un esclavo egipcio bajo el yugo de Ramsés cuando levantaron las pirámides en Los diez mandamientos, trabajando de sol a sol todos los días de la semana; no, pero andar hurgando la fórmula para que por medio de la oferta a la flojera y no hacer nada brindes el apoyo en las urnas cuando el país requiere de más esfuerso y más trabajo, no tiene nombre.

Los japoneses que han pasado los peores momentos de su vida con holocaustos, temblores, guerras, tsunamis, bombas y demás, se han levantado convirtiéndose en lideres mundiales, nada más, laborando ocho horas diarias efectivas, llegando a diez, SIN cobrar ningún emolumento adicional y las palabras: huelga, paro, junta sindical, jubilación dinámica, pensión adelantada y demás marrullerías del diccionario político mexicano, no existen para nada.

minutochavaportillo@gmail.com