Minuto

¿Por qué tendría que ser diferente?

Minuto 

Por CHAVA PORTILLO

Un simple acontecimiento en un vuelo comercial donde la periodista Isabel Arvide tuvo la mala ocurrencia de viajar en primera clase desató una tormenta que no llegará a nada pero que nos deja como siempre mostrando los calzones percudidos de que el Gobierno de la 4ª simulación no tenía por qué ser diferente a todos los gobiernos que han pasado por el mando celestial, antes desde Los Pinos, ahora en el fastuoso palacio nacional con todo y que el cocodrilo mayor obcecado repita y repita “ya no es como antes”

Digo, mala ocurrencia porque siendo funcionaria de primer nivel debe tener entendido que en el manual de medios y procedimientos versallescos que rige desde que arribó el presidente López al poder quedó claro que todos los funcionarios incluido él, jamás viajarían en clase premier aunque sea, como lo presumió amiga cercana y querida del mandatario.

Pero el cocodrilo es ejemplar y ayer desde Chetumal Q.R. abordó el tema ahora con tintes filosóficos y de consultor espiritual rematando con un “así es la vida” y esperemos el juicio final soñando que la Sra. Arvide reconsiderara su actitud arrogante y mamona que siempre la ha caracterizado que se está convirtiendo en constante entre los amigos “queridos” y cercanos del presidente como Paco Taibo ll el de la frase memorable lanzada después de su inexplicable nombramiento: se las metimos doblada compañero.

Pero nada nuevo bajo el sol, la mañanera en la frontera sur fue pan con lo mismo con un toquecito personal del cocodrilo que “misteriosamente” escogió a uno de sus corifeos para cederle la palabra e impresionar a la concurrencia ya que realizó un reclamo en Maya rematando en castellano con la alabanza obligada de usted es el mejor presidente que ha tenido la historia de este país, rebosando el ego de miel sus comentarios por el trenecito de la ilusión que le ha venido a partirle la madre a la selva de la península, pero eso sí, rete llena de elogios. 

Decía, por qué tendrían que ser diferentes querubines y corifeos que se deben a la nueva forma de gobernar, si son seres humanos que tienen patas, manos, orejas y no son marcianos ni fueron engendrados en otra galaxia, pero tienen las mismas necesidades, hambre y deseos, recuerden que estando abierto el cajón, hasta el más honrado pierde.

Fue tan larga la espera y gigantesca la frustración que el presidente López enloqueció en el diván de los deseos y como el caballo de piporro que perseguía las yeguas, cuando las alcanzó, olvidó para que era la insistencia.    El cocodrilo se hizo viejo esperando la oportunidad y no ha querido darse cuenta que las cosas han cambiado y que son otros los problemas y diferentes las soluciones; es como querer arreglar actualmente un problema matemático con un ábaco o una regla de cálculo.

Decía un hombre recién llegado a la ciudad, los excusados de pozo si sirven, pero ya no se usan.     López está obsesionado en resolver los problemas como antaño lo hacían los priistas, echándole las culpas a las circunstancias, al tiempo y a la mala suerte.

Como ejemplo todavía hasta ayer, el cocodrilo se empecina a decir que el huachicoleo ha desaparecido y los precios de las gasolinas no han sufrido incremento, cuando todo mundo sabe, menos él, que es una gran mentira ahora tomando como nueva bandera para desviar la atención la inminente desaparición del corrupto INE, INAE y cuanto organismo o persona que esté en contra del presidente, porque ya todo no es como antes.

minutochavaportillo@gmail.com