Minuto

Muerte anunciada

By enero 10, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

Soy de los que estoy de acuerdo con el señor Yogi Berra, aquel robusto y adiposo señor beisbolista que fue más famoso por lo que dijo, que por lo que hizo, ya que de ser un cátcher de regular para arriba sin llegar a soplarle los talones a Mike Mantle, Roger Maris, Joe DiMagio, el inolvidable Willie Mays o Roberto Clemente.

El señor Berra dijo la genial frase: “esto no se acaba, hasta que se acaba” y estas palabras quedan al dedillo ahora que la noticia que está ocupando las primeras planas de los impresos mexicanos es que la señora Ernestina Godoy hasta ayer Fiscal de la CDMX en una muestra de que la luna, no es de queso.

Muchos, a excepción de los que creen en morena hasta la muerte, estaban seguros que la Asamblea de notables diputados de la capital del país le tenían los días contados a la señora que parecía todo, menos Fiscal y no porque demos sustento a la premisa de que para ser torero, se necesita primero parecer torero y la ilustre señora guardaba más la imagen de una anciana bonachona tejiendo chambritas para los nietos después de haber amasado los ingredientes de los tamales para nochebuena.

Eso es intrascendente, aunque estoy seguro que el comentario me causará epítetos bélicos y agresivos a mi persona, pero no me voy a poner como plañidera recién parida como Samuelito el mentiroso cuando le dijeron que Mariana la mentirosa es dama de compañía.

Lo toral es que haber botado a “Tina” viene a sumarse al rechazo total al primer fracaso cuando la señora Claudia niña de mis ojos quiso salirse con la suya promoviendo a Omar García Harfuch para quedarse con la caña y el elote suponiendo que ella sería presidente de la república y su testaferro gobernador de la CDMX; pero todo se derrumbó canta Emmanuel en sus mejores galas.

Eso viene a demostrar que, del plato a la boca, a veces se cae la sopa y estar seguros que la judía será presidente, es tan aventurado como afirmar que la princesa caramelo de Nuevo León, hoy conocida como la reina mentirosa será primero alcaldesa de Monterrey y más tarde…obvio, gobernadora del estado.

Así es que ahí está la razón al fundamento de Yogi Berra de que esto no se acaba hasta que se acaba, así lo sigan promoviendo periodistas “maiceados” que no se cansan de repetir que Xóchitl Gálvez está más frita que un pescado de Los Arcos con sus 30 puntos de diferencia como repite cada vez que puede el responsable de la casa encuestadora que aparece los miércoles en las noticias con Gregorio Martínez y Ramón Alberto Garza.

Falta rato largo y más allá de los deseos e ilusiones que tenemos las dos terceras partes de los convocados a sufragar, estoy convencido que es la crónica de una muerte anunciada, primero la de la consentida del cocodrilo, después, de la princesa mentirosa ante el fondo lúgubre de las letras en las exequias del partido que pensó que todo estaba consumado y se les hizo bolas el engrudo.                                        minutochavaportillo@gmail.com