Minuto

El colmo del autoritarismo

By enero 23, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

La serpiente aun está viva y antes de abandonar la madriguera espera cautelosa dar la ultima dentellada mortal con el paquete de iniciativas de Reformas Constitucionales que enviará a las Cámaras para que sus sátrapas corifeos le den la bendición para salir de su fiesta con orejas y rabo ya que como no fue posible reelegirse ni alargar el período constitucional se tuvo que conformar con heredar el mallete de mando y seguir siendo señor todopoderoso bienaventurado vía interpósita persona.

La desaparición de los organismos autónomos en macolla es un ardid tramposo para ocultar las verdaderas intenciones que no sean proteger la llegada de Claudia niña de mis ojos y al alimón las futuras acusaciones y señalamientos que sin duda tendrá el cocodrilo en el actuar más desaseado y corrupto donde sus hijos y adorados militares tendrán que responder de todas las trapacerías cometidas.

La razón que antepone López es inteligente y perversa porque para la desaparición de organismos que algunos, la verdad, sí son inútiles, reiterativos y sobre todo costosos es el motivo alarmante que tienen para el erario y nadie en su sano juicio le dirá que no los desaparezca como el caso por ejemplo de la CNDH donde tuvo la estúpida ocurrencia de nombrar a la Ma. Del Rosario Piedra Ibarra a la que recordarán, no le dejaron sentarse en sus oficinas en protesta por su absurdo nombramiento.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos siempre he considerado que sería un organismo esencial si se le modificaran sus atributos y derechos, pero si lo mantienen en una burbuja y no le dan “dientes” para castigar feroz a los que faltan a esos derechos, con recomendaciones “lights” servirán lo que la lavativa al muerto o las llamadas a misa, escucharán el tañer de la campana, pero si quieren van, si no, pues no.

López pasará a la historia como el presidente más dañino y poderoso amén de maquiavélico e hígados negros y al menos yo, espero y deseo que los que ya vamos de salida guardemos humillados nuestra vergüenza de haber sido la ultima generación que no tuvimos cojones para ponerle un alto a este demencial personaje que está muy cerca de convertir nuestro país en Venezuela.

¿Qué más quiere el cocodrilo? Desaparecer de un plumazo todo lo que podría significar un estorbo o riesgo que ponga en tela de juicio sus corruptelas y desatinos además de mostrar las cuentas que jamás rindieron los soldados, que estaban metidos en todas las operaciones donde se manejaron recursos y que se abstuvieron por la treta convenenciera de que es “seguridad nacional” y secreto de estado, dejando todo en evidencia como la cacaraqueada “autonomía” de las universidades.      Esta “independencia” es para la cátedra y respeto absoluto a la institución, pero NUNCA a los manejos de los dineros públicos.

Lo que está oculto bajo los demás papeles de las diez instituciones que desaparecerán está la reiterada necedad que los ministros de la corte, magistrados y demás autoridades judiciales sean nombrados por voluntad popular o sea vía sufragio.   En pocas palabras manejando el INE, TRIFE y todo lo que domina, será él y solamente él responsable de los nombramientos de cualquier autoridad que le haga sombra.

minutochavaportillo@gmail.com