Desde el Olimpo

“TODOS SOMOS EL ASESINO” 

By enero 25, 2024abril 4th, 2024No Comments

“TODOS SOMOS EL ASESINO” 

El día de hoy el Colegio de Abogados de Nuevo León, A.C. que dirige el Rector Dr. David Rodríguez Calderón está convocando a sus Asociados a la Sesión del mes de enero misma que se llevará a cabo en el Auditorio del Colegio de Abogados en punto de las 18:30 horas en donde contará con la presencia del Lic. Aldo Fasci Zuazua ex secretario de Seguridad del Estado presentando su libro “TODOS SOMOS EL ASESINO” 

Los resultados de MORENA.

Parte 3. Gobernadores de MORENA y la salud

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social CONEVAL que es una instancia gubernamental mexicana con autonomía y capacidad técnica para generar información objetiva sobre la situación de la política social y la medición de la pobreza en México, que permita mejorar la toma de decisiones en la materia, que utiliza metodología, estadísticas y datos concretos para dibujar un panorama claro de la situación actual.

Fuente: https://www.coneval.org.mx/Medicion/MP/Paginas/AE_pobreza_2022.aspx

La situación de MORENA a nivel nacional sigue siendo motivo de preocupación, y cuando se dirige la mirada hacia el tema de la salud, los resultados son críticos.

Los datos revelan un descenso en la calidad de los servicios de salud, agravado por la creciente cantidad de ciudadanos que carecen de cobertura médica. La salud, un tema de importancia nacional, se ve afectada por políticas y acciones que dejan mucho que desear.

Aunque la salud es un tema que debería ser abordado a nivel nacional, la realidad es que los Estados tienen un papel fundamental en su implementación y éxito.

La influencia estatal contribuye significativamente a la situación actual, y algunos Estados parecen estar exacerbando el problema. La responsabilidad no recae únicamente en el ámbito federal, sino también en la gestión de los Estados, quienes deben ser aliados en la promoción del bienestar de la población.

El análisis de una gráfica revela un panorama sombrío: todos los Estados han experimentado un deterioro en el acceso a la salud de 2018 a 2022. Sin embargo, lo más preocupante es que aquellos gobernados por MORENA han experimentado un declive aún más pronunciado.

Este dato pone de manifiesto las deficiencias en la gestión de la salud por parte de este partido, cuestionando su capacidad para abordar un tema tan crucial.

La situación de la salud no debería ser una competencia partidista, pero los datos indican que, bajo el liderazgo de MORENA, los Estados están sufriendo un deterioro más rápido en este ámbito vital. La ideología política no puede justificar la pérdida de acceso a servicios de salud para la población.

Es tiempo de una evaluación crítica y un compromiso real para mejorar la situación, dejando de lado las disputas partidistas en beneficio de la salud de la nación.

MORENA: decisiones dudosas y nombres oscuro

En medio de la vorágine política, la figura de Abel Guerra destaca con su empeño por posicionar a su hijo como candidato en la alcaldía de Escobedo. Sin embargo, la percepción es que MORENA, lejos de actuar por convicción, parece estar siguiendo una agenda menos transparente.

Aunque Abel Guerra está duro y dale queriendo imponer a su hijo como candidato a la alcaldía de Escobedo, MORENA al parecer está obedeciendo a otros intereses.

La negación de la candidatura al Senado para Clara Luz, proveniente de MORENA, sugiere una dinámica interna compleja. Las decisiones del partido no parecen ser motivadas únicamente por la elección local, sino que se vislumbra una lucha de poderes interna que opaca la legitimidad de sus elecciones.

Luego de que MORENA le negara a Clara Luz la candidatura por el Senado, la última ficha de Abel es seguir conservando el poder en Escobedo, aunque desde el partido no han confirmado que se la vayan a dar.

En este tablero político, la carta de Abel parece ser Escobedo, pero la incertidumbre se cierne sobre la concesión del partido. Incluso al interior de MORENA se manejan otros nombres, que incluso están mejor posicionados que el pupilo de Abel.

Ya veremos, si MORENA sigue considerando a Abel o de plano ya lo dejan fuera.

La pregunta latente es si MORENA persistirá en su apoyo o si finalmente se desvinculará de él. Esta incertidumbre solo contribuye al desprestigio de un proceso electoral que, en teoría, debería basarse en la transparencia y la representación genuina de la voluntad popular.

San Pedro: la tormenta política que se avecina

A pesar de que el panorama electoral en San Pedro se antoja claro para muchos, la realidad es que el municipio se encuentra inmerso en una tormenta política que agita las aguas de la incertidumbre.

Con la cercanía de las elecciones y la imposibilidad de reelección para el actual alcalde, Miguel Bernardo Treviño de Hoyos, el futuro político de San Pedro pende de un hilo inestable.

El Partido Acción Nacional (PAN) ha nominado a Mauricio Fernández como su candidato, marcando así una clara polarización en la escena política local. Sin embargo, la falta de opciones frescas y la ausencia de propuestas innovadoras plantean serias dudas sobre la capacidad de los candidatos para abordar los desafíos que enfrenta la comunidad.

Movimiento Ciudadano presenta a Lorenia Canavati como su representante, una figura que anteriormente ocupó la dirección del Festival Santa Lucía. Esta elección curiosa refleja no solo la falta de figuras políticas sólidas, sino también la necesidad de los partidos de recurrir a perfiles con poca experiencia política.

La candidatura independiente de Vivianne Clariond, respaldada por la recolección de más de tres mil 326 firmas, señala un descontento palpable con los partidos tradicionales. No obstante, la incógnita persiste sobre la capacidad de los candidatos independientes para liderar eficazmente y abordar los problemas específicos del municipio.

San Pedro, en definitiva, se encuentra a la deriva en medio de una tormenta política que amenaza con dejar a su paso más incertidumbre y desencanto.

Cubrebocas: una solución superficial para un problema profundo

En medio de los crecientes índices de contaminación que asolan Nuevo León, la Comisión de Salud del Congreso aprobó una reforma a la Ley Estatal de Salud, por unanimidad, para «recomendar» el uso de cubrebocas durante las alertas ambientales. La medida, propuesta hace un año, refleja la falta de abordaje efectivo de las raíces del problema y la preferencia por soluciones superficiales.

Tras la aprobación de la reforma, la Secretaría de Salud del Estado se encargará de realizar la recomendación a través de diversos canales, desde redes sociales hasta medios tradicionales.

Sin embargo, la idea de imponer el uso obligatorio de mascarillas solo en situaciones de mala calidad del aire revela una falta de compromiso real para abordar la raíz del problema.

En lugar de resolver de manera efectiva la contaminación, la medida adoptada parece ser un paliativo momentáneo que, en última instancia, no aborda la necesidad urgente de acciones concretas para mejorar la calidad del aire en Nuevo León.

Recomendar el uso de cubrebocas puede ser una medida preventiva, pero no sustituye la responsabilidad de encontrar soluciones reales y sostenibles.

La falta de una estrategia integral para combatir la contaminación deja a la población vulnerable y evidencia la carencia de una visión a largo plazo por parte de las autoridades.

Es imperativo que las acciones se centren en abordar las fuentes de contaminación y promover prácticas ambientales sostenibles en lugar de depender exclusivamente de medidas paliativas.

Ante la urgencia de la situación, es necesario que las autoridades asuman un compromiso real con la mejora ambiental, en lugar de conformarse con medidas que solo maquillan la problemática sin resolverla de fondo, pero bueno ahorita el tema importante es la elección 2024.

La sombra del «Cuate» oscurece la reelección en Cadereyta

Cadereyta, un municipio en constante crecimiento, ve ahora cómo sus conexiones familiares y amistosas se convierten en el centro de la tormenta política. En este entorno donde todos se conocen, los rumores circulan velozmente, haciendo difícil ocultar cualquier secreto a la mirada pública.

En el escenario político local, Cosme Leal, actual alcalde en busca de la reelección por el PAN, ha forjado alianzas con líderes clave del municipio. Sin embargo, las fisuras en estas alianzas son evidentes, ya que algunos líderes muestran arrepentimiento y buscan al «Cuate».

Se dice que Carlos Rodríguez, el diputado local por Movimiento Ciudadano apodado «el Cuate», cuenta con un apoyo más sólido y mayores posibilidades de ganar la alcaldía.

La fidelidad de los líderes locales hacia Cosme se desmorona, generando un impacto considerable. La posible migración de estos líderes hacia las filas naranjas de Rodríguez plantea un desafío significativo para la campaña de Cosme.

La incertidumbre crece sobre cómo enfrentará Cosme la pérdida de líderes en su coalición y cómo esta situación afectará la percepción pública de su liderazgo.

Marcha por la Democracia

Organizaciones de la Sociedad Civil agrupadas en UNID@S están convocando a la marcha #NuestraDemocraciaNoSeToca, la cita es el próximo domingo 18 de febrero del año en curso en la Macroplaza en punto de las 12:30 horas, el recorrido será del cruce de Zaragoza y Morelos hacia la Explanada de los Héroes

Ofrecerá UANL maestría en estudios de género con un enfoque en diversidad sexual e inclusión

El nuevo posgrado educativo tiene entre sus objetivos capacitar en la formación políticas públicas, educación y fomento del respeto y los derechos humanos.

La Universidad Autónoma de Nuevo León que dirige el Rector Dr. Santos Guzmán López a partir de este año ofertará la nueva Maestría en Estudios de Género y Diversidad Sexual, posgrado único en su tipo en México por el enfoque de los temas y que además estará bajo el nuevo modelo académico de la institución.

Durante el arranque del semestre enero-junio 2024, el Rector de la UANL, Santos Guzmán López, resaltó la creación de este nuevo plan de estudios e invitó a la comunidad universitaria y público en general en inscribirse si tienen interés en cursarla.

“A este programa académico lo anteceden tres diplomados en la materia que fueron tomados por personal docente, administrativo y directivo de la Universidad, y con la maestría se va a ampliar el panorama de los temas ya referidos.

“Hemos puesto mucha atención en la equidad, igualdad, respeto, cultura de paz y diversidad sexual, por lo que buscamos que más personal administrativo y docente esté capacitado para atender cualquier tipo de estas situaciones. Lo importante también es ponerla en práctica y no solo conocer la teoría”, detalló Guzmán López.

El posgrado que abrirá su convocatoria en febrero de 2024 podrá ser cursado por profesionistas de cualquier área o que estén interesados en el enfoque de los temas que abordará la maestría. En agosto-diciembre de 2024 comenzará oficialmente la primera generación.

Es una maestría profesionalizante, se llevará por tetramestres y podrá finalizarse en un año y medio. Los alumnos cursarán materias sobre las teorías jurídicas de género, derechos humanos, teorías de la violencia, igualdad de género, la historia de las relaciones de género, mujer y política, entre otras.

“En el país hay algunas maestrías sobre la igualdad de género, pero no con el enfoque que le ha dado la UANL, porque nosotros nos hemos preocupado por una dirección que abarque la diversidad sexual y la inclusión”, destacó el Subdirector de Posgrado de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, Juan Ángel Salinas Garza.

Y siguiendo con el tema

Su impacto en la sociedad

De acuerdo con la Máxima Casa de Estudios del Estado, la necesidad de crear este programa académico surge debido a la intención de promover el respeto al derecho humano, la igualdad y la diversidad sexual, así como procurar valores como el respeto, la justicia y la solidaridad.

“El impacto se va a dar desde diversas áreas y desde muchas perspectivas, por lo que los profesionistas que van a ser formados van a impactar desde el servicio público, privado, en la educación, en la sociedad, en el hogar y sus espacios de trabajo”, puntualizó Salinas Garza.

Asimismo, la intención es ayudar en la formación de programas, políticas públicas, la educación, el fomento del respeto y los derechos humanos.

La Maestría en Estudios de Género y Diversidad Sexual de la UANL tendrá entre sus aulas a docentes e investigadores de las facultades de Derecho y Criminología, Filosofía y Letras, Psicología, Trabajo Social y Desarrollo Humano y de la Universidad de Salamanca, España.

Los jóvenes que la cursen tomarán sus clases de manera presencial en la Unidad Académica Loma Larga de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL.

Si te interesa saber más acerca del posgrado o pedir fechas de inscripción comunícate al 81832-94000 extensiones 6972 y 6974 de la Subdirección de Posgrado de la Facultad de Derecho y Criminología.

Nueva maestría

·  Única en su tipo en México por centrarse en la igualdad de género, la diversidad sexual y la inclusión.

·  La necesidad de este programa surge por la idea de promover el respeto al derecho humano, la igualdad y la diversidad sexual, así como procurar valores como el respeto, la justicia y la solidaridad.

·  Se realizará bajo el nuevo modelo académico de la UANL.

·  En febrero de 2024 empieza la convocatoria de inscripción.

·  En agosto-diciembre 2024 inicia oficialmente la primera generación.

·  Su duración es de un año y medio y se llevará por tetramestres.

·  Se impartirá de manera presencial en Unidad Académica Loma Larga.

·  Participan docentes e investigadores de la UANL y la Universidad de Salamanca, España.

EL FINANCIERO

Economía de México se ‘desinfla’ en cierre de 2023: Se contrae 0.5% en noviembre

Según el reporte del Inegi, con esto el IGAE ya lleva dos meses a la baja, tras la caída de 0.1% de octubre.

La economía de México mostró señales de moderación al cierre del 2023 y en noviembre se contrajo 0.5 por ciento a tasa mensual, con lo que ligó dos meses con retrocesos, de acuerdo con el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Incluso, el dato del IGAE publicado este 24 de enero superó la expectativa del propio Instituto, sobre un retroceso de 0.4 por ciento mensual. La caída fue más pronunciada que la de 0.1 por ciento de octubre.

El IGAE, que en su medición es similar al del PIB, no mostraba dos meses con caídas de forma consecutiva desde mayo-junio del 2022, según cifras desestacionalizadas.

¿Qué actividades cayeron más en octubre?

En el desglose de los datos, las que tuvieron la mayor caída fueron las secundarias o de la industria, del orden de 1 por ciento mensual en noviembre, con lo que rompió una racha de ocho meses al alza.

Las actividades primarias o ligadas al campo y cuyo peso en la economía es menor y volátil por el clima, cedió 6.2 por ciento mensual en noviembre, su mayor descenso en 10 meses.

En contraste, las actividades terciarias o servicios avanzaron 0.2 por ciento mensual en noviembre, pero sin reponerse de la caída de 0.4 por ciento de octubre.

Así, bajo el supuesto en el que la economía mexicana se mantiene sin cambios en diciembre, para todo el cuarto trimestre el crecimiento sería solo de 0.1 por ciento trimestral y 2.8 por ciento anual, y el PIB de México habría crecido 3.3 por ciento durante 2023.

Otra señal de moderación en el IGAE

“Suponiendo una lectura plana en diciembre, que está en línea con nuestra previsión, el índice IGAE aumentaría 0.1 por ciento intertrimestral, la menor ganancia en más de dos años”, destacó Andrés Abadia, economista en jefe para Latinoamérica de Pantheon Macroeconomics.

A tasa anual. el IGAE reveló un crecimiento de 2.7 por ciento anual en noviembre, su lectura más baja en ocho meses.

Lo anterior fue resultado de un retroceso de 6.6 por ciento anual en las actividades primarias; de un avance de 3.0 por ciento en la industria, con menor fuerza que 5 por ciento de octubre y un crecimiento de 3.2 por ciento en los servicios, mejor al 2.7 por ciento previo.

LA JORNADA

Covid, fuera de las 10 principales causas de muerte en México: Inegi

El covid-19 salió de la lista de las 10 principales causas de muerte en México durante la primera mitad de 2023, mientras que las defunciones por enfermedades del corazón fueron la primera causa de muerte a nivel nacional, le siguieron las causadas por diabetes mellitus y por tumores malignos, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Inegi dio a conocer este miércoles las cifras preliminares de las Estadísticas de Defunciones Registradas (EDR) en el país, de enero a junio de 2023, en las que se informó que se registraron, de forma preliminar, 401 mil 479 defunciones, 43 mil 53 muertes respecto a las registradas en el mismo periodo de 2022, siendo el menor número desde la primera mitad de 2019.

Del total de defunciones registradas, 383 mil 930 ocurrieron en 2023; las restantes ocurrieron en años anteriores.

Los datos, provienen de los registros administrativos que se generaron a partir de los certificados de defunción del Registro Civil y los Servicios Médicos Forenses. Las actas de defunción del Registro Civil y los cuadernos estadísticos que proporcionaron las Agencias del Ministerio Público complementan la información, mostraron que las tasas de defunción por cada 100 mil habitantes fueron más altas en los grupos de mayor edad, y comienza con el grupo de 45 a 54 años. Para 2023, las tasas de todos los grupos etarios disminuyeron, respecto a las que se presentaron en 2022.

Durante el periodo enero-junio de 2023, las defunciones por enfermedades del corazón fueron la primera causa de muerte a nivel nacional, con 97 mil 187 casos. Siguieron las causadas por diabetes mellitus, con 55 mil 885 y las causadas por tumores malignos, con 45 mil 409 casos.

En el primer semestre de 2023, del total de defunciones registradas de forma preliminar, 55.6 por ciento correspondió a hombres y 44.3 por ciento, a mujeres. En 218 casos (0.1 por ciento) no se especificó el sexo de la persona.

Enero fue el mes que presentó el mayor número de defunciones registradas, con 19.4 por ciento, seguido de junio y marzo, con 17.1 y 16.5 por ciento, respectivamente.

GACETA UNAM

¿Por qué desconfiamos de las evidencias científicas?

Es un fenómeno bastante contemporáneo, el cual se relaciona con los contextos en el que opera la ciencia y en el que se recibe información de esta índole: Miguel Alberto Zapata, de la FFyL

En la era de la comunicación digital cualquier dato está a nuestro alcance, basta dedicar unos segundos para, por medio de un dispositivo electrónico, realizar una búsqueda y encontrar lo que necesitamos. Sin embargo, nuestro día a día en el internet no es tan sencillo, la cantidad de información puede ser abrumadora y, además, hay millones de personas que se ostentan como expertos (profesionales o aficionados) de una infinidad de temas.

La situación genera desconfianza en el público y nos ha llevado a padecer infodemia, la cual –de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud– se define como “una cantidad excesiva de información (en algunos casos correcta, en otros no) que dificulta que las personas encuentren fuentes confiables y orientación fidedigna cuando las necesitan”.

El organismo internacional añade en el estudio –https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/52053/Factsheet-Infodemic_spa.pdf–, que el fenómeno se aceleró y creció durante la pandemia ocasionada por la aparición de la Covid-19 que inició a finales de 2019:

“En el contexto de la pandemia actual, puede afectar en gran medida todos los aspectos de la vida, particularmente la salud mental, habida cuenta de que las búsquedas en internet de información actualizada sobre la Covid-19 se han disparado del 50 % a 70 % en todas las generaciones […] En otras palabras, estamos ante una situación en la que se produce e intercambia mucha información en todos los rincones del mundo, la cual llega a miles de millones de personas. Pero, ¿cuánta de esa información es correcta? Sólo parte de ella.”

Los que menos creen

En Estados Unidos, por ejemplo, de acuerdo con una encuesta realizada por el Pew Research Center, con sede en Washington –https://www.pewresearch.org/science/2023/11/14/americans-trust-in-scientists-positive-views-of-science-continue-to-decline/–, entre el inicio de la pandemia y el mes de octubre de 2023, la confianza en los científicos bajó un 14 %, y el 8% de los encuestados cree que la ciencia ha tenido un impacto mayoritariamente negativo en la sociedad.

Y añaden: “El porcentaje que expresa el mayor nivel de confianza en los científicos (diciendo que tienen mucha confianza en ellos) ha caído del 39 % en 2020 al 23 % en la actualidad. A medida que la confianza en los científicos ha caído, la desconfianza ha aumentado: aproximadamente una cuarta parte de los estadunidenses (27 %) ahora dicen que no tienen demasiada o ninguna confianza en que los científicos actúen en el mejor interés del público, en comparación con el 12 % en abril de 2020”.

Curiosamente, las generaciones más jóvenes estadunidenses tienen una mayor confianza en la ciencia. En una encuesta publicada por Gallup y Walton Family Foundation el pasado mes de septiembre, la Generación Z (aquellos que nacieron entre 1995 y 2007 aproximadamente) confía mucho o bastante en la ciencia (71 %), mientras que el 22 % lo hace poco y sólo el 6 % muy poco.

¿Y México?

El asunto no es muy diferente en nuestro país. De acuerdo con la más reciente Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología (ENPECyT) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en 2017, el 15.4 % de sus encuestados estaba en desacuerdo con la idea de que “Son mayores los beneficios generados por la investigación científica que los daños asociados a ésta”; mientras que el 1.6 % estaba muy en desacuerdo.

Siguiendo datos difundidos en el Digital News Report 2023 –https://reutersinstitute.politics.ox.ac.uk/digital-news-report/2023/mexico#_ftn1– del Instituto Reuters de la Universidad de Oxford, la desconfianza de los mexicanos para con la información en general ha aumentado: sólo el 36 % de la población confía en los medios de comunicación. Mientras que, según datos de la ONG Artículo 19 –https://articulo19.org/desinformacion-oficial-y-comunicacion-social/–, el 26.5 % de los habitantes piensa que la información difundida por las autoridades es falsa.

Y siguiendo con el tema

Paradoja

“Es un fenómeno bastante contemporáneo que tiene que ver con los contextos en el que opera la ciencia y en el que se recibe la información científica, que tienen como una de sus características la posverdad. Como bien decías antes, estamos en un momento en el que la gente puede tener ciertas evidencias o es posible dárselas, pero éstas no se asumen como algo verdadero, como algo digno de confianza”, explica Miguel Alberto Zapata Clavería, coordinador del Colegio de Filosofía y profesor del posgrado de Filosofía en la Ciencia de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM.

El universitario subraya que “vivimos en un momento histórico bastante paradójico, en el sentido de que desconfiamos de la ciencia, pero necesitamos de ella para resolver muchos de nuestros problemas. ¿Por qué se socava esta confianza?, ¿cuáles son las causas que motivan su reducción? En el caso, por ejemplo, del cambio climático, mucha gente diría que la ciencia nos ha venido advirtiendo desde hace décadas sobre la ocurrencia de eventos catastróficos que finalmente no han sucedido. En este sentido, se podría pensar que las señales de alerta que nos lanza actualmente el Panel Intergubernamental del Cambio Climático no son más que otra advertencia a la que no habría que hacerle mucho caso porque será una más de las muchas que no se cumplirá”.

A lo que añade: “eso tiene que ver con una mala noción de la temporalidad en la que se juega el discurso científico, porque las advertencias que se han enunciado desde hace décadas nos han ido indicando que a mediano o largo plazos podríamos tener los problemas que, de hecho, actualmente comenzamos a padecer en el planeta. El asunto es que la vida humana se mantiene en un tiempo distinto y esto genera una mala comprensión de los efectos de muchos fenómenos. Si vemos que en nuestra vida privada y cotidiana no hay ninguna consecuencia significativa, entonces ponemos en duda la confiabilidad de las advertencias que se nos hacen”.

Para Carlos Antonio Rius Alonso, investigador de la Facultad de Química y creador de uno de los primeros repositorios de información científica del país, nuestra relación con quien tiene acceso a los datos (especialmente científicos) ha cambiado y se ha transformado radicalmente gracias al internet.

“Si nosotros vemos un poquito la historia del conocimiento, éste siempre ha sido poder; entonces, en las civilizaciones antiguas solamente aquellos que lo detentaban tenían conocimiento. ¿Qué quiero decir con esto? Que únicamente esas personas sabían leer, escribir y tenían acceso a los escritos; el escribir un documento era muy costoso porque se tenía que hacer en forma manual, por ejemplo”, apunta.

Rius Alonso agrega que el bajo costo de dispositivos y teléfonos inteligentes –lo cual ha potenciado su popularidad– es un factor a tomar en cuenta.

“Las compañías de teléfonos también proveen a través de su suscripción acceso a la red de internet; entonces, todo el mundo puede tener información que se dispersa muy fácilmente. Esto está haciendo que una gran cantidad de ésta no sea válida. De este modo, se dan por hecho muchas cosas que están circulando en las redes. Los motores de búsqueda sueltan gran cantidad de datos y no hay ningún filtro que me diga que son reales o no”, aclara.

“Parecía que el acceso a internet nos iba a colocar en una situación epistémica privilegiada”, comenta Miguel Alberto Zapata Clavería, “que nos instalaría en una sociedad del conocimiento. Sin embargo, aunque es cierto que vivimos en una sociedad de la información, no podemos afirmar con tanta claridad que la nuestra sea la del conocimiento. De hecho, sería más acertado decir que es la de la ignorancia, la de la desconfianza, la de la incertidumbre. Sospechamos los unos de los otros, vivimos en una época de constante negacionismo, de un recurrente conspiracionismo.”

Discernir correctamente

Como usuarios de internet es indispensable que desarrollemos herramientas que nos permitan discernir correctamente la información que se nos presenta día a día, coincidieron ambos universitarios, y ayudar a otros en nuestro entorno a hacer lo mismo.

“Aquí en la Facultad he dado por varias décadas un curso que se llama De informática”, recalca Carlos Antonio Rius Alonso, “el cual está centrado en que los alumnos aprendan a buscar la información pertinente y verídica que aparece en diferentes fuentes; analizamos varios bancos de datos en los que sí está validada, porque son compañías que se dedican a recopilar, checan la veracidad y compilan. De esta forma, estamos garantizando que la información que obtienen de esas fuentes es verídica”.

Otro consejo que puede ser utilizado por la población en general está ligado a poner atención a la manera en que los algoritmos nos enganchan al internet, ya que éstos no se interesan por darnos información válida, sino en mantenernos usando diferentes servicios digitales, generando una burbuja a nuestro alrededor.

“Cada persona busca la información de formas diferentes, y también ahí tenemos otro problema: casi todas las aplicaciones y navegadores de red tienen algoritmos que están checando qué es lo que yo busco, y automáticamente me van a bombardear con cosas que están relacionadas. Es mercadotecnia, y nos están llevando al camino que quieren”, argumenta Rius Alonso.

Zapata Clavería advierte que como usuarios “hay una gran responsabilidad, pero ésta es compartida. Tenemos un problema común, pero somos agentes diversos y cada uno tiene las herramientas que le son propias en función de sus circunstancias para tratar de resolver o reparar esta situación”.

“Responsabilidades hay muchas. ¿Qué podríamos hacer? En principio, como legos, como público no especialista de la mayor parte de los temas, responsabilizarnos de nuestras creencias. Esto es más importante de lo que en principio podría parecer, porque uno pensaría que esto sólo se refiere al ámbito de la moral. Y efectivamente, yo soy responsable de mi conducta porque ésta puede tener buenas o malas consecuencias o porque deriva de buenas o malas intenciones. Sin embargo, también hay compromiso sobre nuestras propias creencias. Yo soy consciente de lo que creo, de lo que opino, de lo que difundo. En este sentido, creo que sería un ejercicio de responsabilidad asumir que a veces son otros los que más saben o los que tienen mejores argumentos para fijar la posición sobre un determinado tema”, concluye el docente.

Y como siempre al pueblo pan y circo, o usted ¿Qué opina?

Este medio es un foro abierto para toda persona que desee expresar algo que le interesa o que le afecte, por lo que los espacios están abiertos para todos. Lo invito a opinar y a dar su punto de vista.

Esta columna intenta brindar noticias actuales y exclusivas. Nuestras fuentes o nuestra certeza a la hora de hacer predicciones políticas no se basan más que en la experiencia de quienes la escriben. Nuestras notas pueden encontrarlas poco después de la medianoche, hora a la que hacemos nuestro cierre, y así, corroborar que trabajamos arduamente para brindarles la mejor información.