Desde el Olimpo

El artículo 4 letra muerta, la salud una ilusión

By febrero 6, 2024No Comments

 Asesinos de la Constitución

El artículo 4 letra muerta, la salud una ilusión

En la travesía de revisar las estadísticas de la CONAPO, me enfrenté a una realidad que no podía ignorar, una realidad que duele al recorrer cada rincón de nuestro país. La diversidad cultural, gastronómica y geográfica contrasta con una constante preocupante: la carencia.

Desde hace tiempo, los mexicanos hemos experimentado una falta de acceso a servicios de salud que va en aumento. Datos oficiales revelan que, en 2018, 16.2 millones de mexicanos carecían del acceso a los servicios de salud, mientras que en 2022, la carencia subió a 39.1 millones.

Este panorama choca de frente con el artículo 4 de nuestra Constitución, que declara la salud como un derecho humano, una garantía individual. Sin embargo, parece que ese derecho solo es para aquellos que pueden pagarlo.

No avanzamos, no mejoramos, y los intentos de mejora resultan en fracasos como el INSABI. Más de la mitad de los mexicanos se ven privados del acceso a la salud, incapaces de ejercer el derecho constitucional que les pertenece.

Podríamos buscar culpables en el PRI, el cual robó más, o en AMLO, quien tiene «otros datos». Sin embargo, lo más inquietante es que, en tan solo 5 años bajo la administración actual, millones de mexicanos han perdido el acceso a la salud. Este ya no es solo un problema partidista, sino un problema nacional, una cuestión de seguridad.

La política presidencial se muestra incongruente. Mientras se perpetra la violación de derechos constitucionales, la atención se desvía hacia conferencias de prensa polémicas y la exaltación de una candidata presidencial. La Constitución está bajo ataque, precisamente por aquellos que juraron defenderla. ¿Qué hará el pueblo mexicano ante esta afrenta a la esencia misma de nuestra Carta Magna? ¿Permanecerá impávido mientras los pilares de nuestra nación se desmoronan?

La violación sistemática de la Constitución no solo pone en peligro la salud de millones, sino que socava los cimientos de nuestra democracia. En este juego mortal, los verdaderos asesinos no son solo quienes la violentan, sino aquellos que observan en silencio, permitiendo que el espíritu de la Constitución se desvanezca.

Es hora de que el pueblo mexicano decida si permitirá que la esencia misma de su nación sea asesinada ante sus ojos, o si se levantará en defensa de los principios que dieron forma a nuestra República.

Movimiento Ciudadano: un triplete de  ineficacia financiera en Nuevo León

En el escenario político de Nuevo León, el partido Movimiento Ciudadano enfrenta un triplete de problemas financieros que amenazan con socavar su credibilidad, ineptitud que perjudica las finanzas municipales.

En Sabinas Hidalgo, David González Morton está en el ojo del huracán, ya que la Auditoría Superior del Estado revela observaciones en la cuenta pública 2022 por una preocupante cifra de $134,769,821. Este monto, lejos de ser una simple estadística, se convierte en una losa financiera que pone en duda la capacidad de gestión del partido.

La trama se complica en Salinas Victoria, donde Raúl Cantú de la Garza, también de Movimiento Ciudadano, no escapa al escrutinio de la Auditoría Superior del Estado. Las observaciones en su cuenta pública 2022 ascienden a la significativa suma de $85,816,008. Este segundo golpe financiero plantea interrogantes sobre la transparencia y eficacia de las prácticas administrativas en el partido. Una muestra de la ineptitud de quienes dicen ser la nueva política.

La situación no mejora en Hidalgo, donde Guadalupe Jesús Rodríguez Lozano, también miembro de Movimiento Ciudadano, enfrenta señalamientos financieros. La cuenta pública 2022 de Hidalgo presenta observaciones por $25,311,687. Este tercer episodio de errores económicos añade una capa adicional de preocupación sobre la gestión interna del partido en distintas localidades de Nuevo León.

La gravedad de los montos observados en estos tres casos no solo señala deficiencias financieras, sino que plantea serias dudas sobre la supervisión y control internos en Movimiento Ciudadano. La falta de transparencia y rendición de cuentas se erige como un problema sistémico que afecta diversas áreas geográficas.

Las consecuencias políticas de este triplete de errores financieros son evidentes. La confianza ciudadana en Movimiento Ciudadano se ve erosionada, y los partidos opositores no tardarán en capitalizar estos tropiezos, utilizando las observaciones como munición en el camino hacia las elecciones del 2024.

En conclusión, el panorama político de Nuevo León se ve sacudido por el triplete de observaciones financieras en distintas localidades, involucrando a destacados representantes de Movimiento Ciudadano.

Ciudadanos toman seguridad en sus manos: una realidad alarmante

A pesar de las promesas del Gobernador sobre un Plan Maestro para blindar Nuevo León y de presumir tener la mejor policía del país, la situación para la ciudadanía se torna cada vez más crítica.

Haces meses en El Carmen, vecinos decidieron tomar la seguridad en sus manos, deteniendo a ladrones por cuenta propia, incluso llegando al extremo de amarrarlos. Aunque esta medida aparentemente dio resultados, con una disminución de la delincuencia en el municipio, la preocupación crece al ver que esta tendencia se propaga a otras colonias.

Real San Pedro, en Zuazua, es otro ejemplo donde los residentes, hartos de la inseguridad, se están organizando mediante fotografías y llamadas entre vecinos. La sensación de vulnerabilidad dentro de sus propios hogares ha llevado a la comunidad a buscar soluciones por sí misma.

Esperamos que esta situación de ciudadanos tomando la seguridad en sus manos no se convierta en la norma para Nuevo León.

Aunque la colaboración ciudadana es valiosa, es esencial que las autoridades cumplan con su deber de brindar seguridad y tranquilidad a los habitantes, evitando que la sociedad se vea obligada a asumir roles que no le corresponden.

La realidad de los ciudadanos organizándose para enfrentar la inseguridad refleja la falta de confianza en las instituciones encargadas de protegerlos. Es un llamado de atención para que las autoridades actúen de manera efectiva y transparente, ofreciendo soluciones concretas que devuelvan la paz a la vida diaria de la población.

Calidad del aire sigue siendo mala: mesa de trabajo como respuesta

A pesar de los esfuerzos anunciados, la calidad del aire en Nuevo León sigue siendo motivo de preocupación.

La Diputada Itzel Castillo Almanza informa sobre la Mesa de Trabajo programada para el próximo 7 de febrero, destinada a analizar estrategias para mejorar la situación ambiental en la región.

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Congreso del Estado destaca la importancia de la participación de todos los involucrados en esta búsqueda por soluciones. Sin embargo, las promesas de mejorar las leyes ambientales y trabajar en conjunto parecen no haber producido resultados concretos hasta el momento.

Aunque se invitará a funcionarios de Pemex, secretarios y gobiernos municipales, así como a activistas y asociaciones preocupadas por el medio ambiente, la verdadera incógnita es si estos esfuerzos serán suficientes para combatir la persistente mala calidad del aire.

La falta de mejoras notables hasta ahora sugiere que las iniciativas anteriores han quedado cortas o no se han implementado de manera efectiva. La Mesa de Trabajo es una oportunidad para demostrar un compromiso real con la mejora del medio ambiente, pero las expectativas deben ser moderadas hasta que se traduzcan en acciones tangibles.

Nuevo León necesita más que anuncios y promesas; requiere medidas concretas y efectivas para abordar la problemática de la calidad del aire, recordemos que el último secretario de Medio Ambiente abandonó el barco para irse seguir sus intereses personales, difícilmente se da continuidad a las acciones a favor del medio ambiente.

¿Llamarán a Suplente a Waldo? – Tensión en el Congreso de Nuevo León

La incertidumbre crece en el Congreso de Nuevo León tras la solicitud de José Alfredo Pérez Bernal, suplente del diputado local con licencia, Waldo Fernández, para ser llamado a tomar protesta como diputado.

La tensión aumenta ante la posibilidad de que Pérez Bernal, vinculado a Movimiento Ciudadano, altere la dinámica interna del Poder Legislativo.

Aunque el proceso para la suplencia no suele ser sencillo, la situación se torna más delicada por la afiliación política de José Alfredo. Esto podría reconfigurar la balanza interna del Congreso, generando un escenario de disputa política en medio de otras licencias y cambios que ya se han experimentado.

El llamado a suplentes se ha vuelto un tema recurrente en el Congreso de Nuevo León, con casos previos como el de Alhinna Vargas del PRI, que también generó controversia al ser reemplazada por una militante de Movimiento Ciudadano.

Estos cambios subrayan las complejidades políticas y la lucha por el control del poder legislativo en la entidad.

La pregunta que persiste es si la solicitud de José Alfredo Pérez Bernal será atendida y si su toma de protesta generará las tensiones esperadas.

En un contexto político cada vez más fragmentado, estas movimientos no solo afectan la dinámica interna del Congreso, sino que también reflejan las fisuras y desafíos que enfrenta la política en Nuevo León. La incertidumbre prevalece en un escenario político que parece no dar tregua a la estabilidad.

Aprovechan alcaldes naranjas publicidad de obras: ¿trabajo ciudadano o prioridades electorales?

En medio de aspiraciones electorales, los alcaldes naranjas no desperdician la oportunidad de promocionarse a través de obras públicas.

Luis Donaldo Colosio, alcalde de Monterrey, recientemente supervisó los trabajos del Corredor Verde Modesto Arreola, generando titulares y avivando las conversaciones entre la ciudadanía.

El caso no es aislado. Jesús Nava Rivera, alcalde de Santa Catarina, también está enfocado en la promoción, anunciando la construcción de un estadio de fútbol americano como detonante del deporte en la ciudad. Estas acciones plantean interrogantes sobre si estas obras buscan genuinamente el beneficio ciudadano o si son estrategias calculadas para ganar simpatía electoral.

La línea entre el trabajo ciudadano genuino y las prioridades electorales se vuelve cada vez más difusa. Si bien es crucial que los líderes municipales impulsen el desarrollo de sus localidades, surge la pregunta de si estas acciones responden a una auténtica preocupación por el bienestar de la ciudadanía o si son movimientos estratégicos para fortalecer la imagen de cara a futuras contiendas electorales.

Es necesario evaluar de cerca la intención detrás de estas obras y asegurarse de que el beneficio para la comunidad no se vea eclipsado por intereses políticos. La transparencia en la gestión municipal es esencial para mantener la confianza ciudadana y garantizar que las acciones de los líderes se alineen verdaderamente con las necesidades y prioridades de la población.

En tiempos electorales, la ciudadanía debe permanecer alerta y exigir claridad en la motivación detrás de cada proyecto y obra pública.

Realzan propiedades medicinales de la moringa

Debido a sus propiedades medicinales, la Universidad Autónoma de Nuevo León que dirige el Rector Dr. Santos Guzmán López desde 2010 trabaja con el cultivo de la moringa, la cual ayuda a personas con diabetes, hipertensión, problemas de circulación, entre otras enfermedades.

El Coordinador del Centro de Agricultura Protegida de la UANL, Emilio Olivares Sáenz, explica que desde este año comenzaron a sembrar la moringa como planta forrajera, sin embargo, debido a los beneficios que tiene en la salud del ser humano, dos años después iniciaron con el proceso de la siembra, cosecha de la hoja, secado, molido y su encapsulado.

La moringa tiene sus orígenes en la India, pero se ha distribuido en otros países, sobre todo aquellos que cuentan con un clima templado, ya que esta planta, cuando hay temperaturas gélidas, puede presentar daños.

Beneficios de la planta

De acuerdo con información de la dependencia universitaria, la moringa ayuda a tratar problemas de salud como la diabetes, hipertensión, colesterol, gastritis, colitis, dolores de articulaciones, migraña, problemas de circulación y anemia.

Otras de sus propiedades es que su semilla tiene un 40 por ciento de aceite y puede ser comestible, funciona para productos de limpieza, sirve para clarifica el agua si en dado caso está turbia, además de que puede usarse como barreras rompeviento y como límite de cercas.

El investigador de la Facultad de Agronomía Emilio Olivares Sáenz aclara que, con el paso de los años, el público tiene más conocimiento sobre los beneficios de las plantas medicinales, sin embargo, el objetivo de la Universidad Autónoma de Nuevo León no es la venta en demasía de este producto.

“Si podemos ayudar a la gente a que mejore su salud con estas plantas medicinales, es muy bueno, pero no hay que dejar de lado que el propósito de la Universidad es la educación y la investigación”, recalca.

Y siguiendo con el tema

¿Cómo sembrar moringa?

1. Si se va a sembrar un árbol para la producción de semilla, deben estar separados a cuatro metros de distancia.

2. Si va a ser de manera ornamental, se le debe podar adecuadamente, porque en ocasiones a la moringa le crecen ramas muy largas y estas deben podarse para hacer una copa muy bien formada.

3. Si se va a sembrar para forraje o para la producción de hoja con el objetivo de hacer cápsulas, entonces es a alta densidad. Se pueden sembrar plantas en surco a 30 o 40 centímetros de distancia una de otra y se obtendrá una gran cantidad de tallos, en donde el tallo principal va a crecer a 1.60 metros y, cuando lo hace a esta altura, se le cortan las hojas y se podan a 20 centímetros del suelo. La planta va a brotar y va a emitir tres o cuatro brotes y cada uno va a ser una nueva rama, por lo que va a producir mucha más hoja y se pueden tener surcos a distancia de un metro con plantas separadas entre 30 y 40 centímetros.

LA JORNADA

Desmantelan el Centro Nacional de Identificación

A finales de enero, en las oficinas del Parque Científico y Tecnológico de Morelos, sólo dos personas seguían trabajando, el resto de los espacios lucían abandonados

Anunciado por todo lo alto como un proyecto novedoso para responder a la demanda de familias de miles de desaparecidos y hacer frente al enorme reto de la crisis forense –que significa al menos 52 mil cuerpos sin identificar depositados en fosas comunes, en los servicios forenses y en los centros de resguardo–, el Centro Nacional de Identificación Humana (CNIH) está siendo desmantelado.

n meses recientes, sus trabajos científicos para poner nombre a los restos humanos quedaron paralizados porque se rescindieron contratos de personal y se dejó de dotar de recursos materiales y equipo tecnológico apropiado. Esta suspensión de facto del centro que se proclamó de avanzada empezó con la administración de la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, en junio de 2023.

Además, con la llegada de la nueva titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), Teresa Guadalupe Reyes Sahagún, en octubre de ese mismo año, y de José Muñoz Gómez, como director del CNIH, el edificio ubicado en Xochitepec ha sido desalojado porque no se concretó el proceso de donación que haría el gobierno de Morelos. La plantilla de trabajadores, de 59 personas, fue disminuida en alrededor de 70 por ciento y los que quedaron fueron trasladados a unas oficinas en la Ciudad de México, según fuentes consultadas.

Hasta ahora ni Gobernación ni la CNB han emitido información oficial respecto del futuro del centro; tampoco la comisión ha cumplido con emitir los lineamientos de operación del CNIH, que tendría que haberse hecho en noviembre de 2022, según la Ley General en Materia de Desaparición.

La reforma a esa ley que autorizó la puesta en operación del CNIH no estableció en su momento recursos financieros adicionales a la CNB para este propósito y en los presupuestos de egresos de la federación 2023 y 2024 tampoco se consideraron montos etiquetados para su funcionamiento. Este año, por ejemplo, se asignaron 2 mil millones de pesos para que la comisión cumpla con sus funciones, pero no se indica de manera precisa cuánto de ese dinero se destinará al centro.

Hasta donde se logró avanzar, explicaron ex trabajadores, laboró a partir de donaciones de equipo y capacitaciones de instituciones en la materia, de países como Guatemala, Estados Unidos, Alemania y Noruega, y también mediante convenios de colaboración con fiscalías de otros estados.

El CNIH se creó por iniciativa del Presidente el 13 de mayo de 2022, detallando que entre sus atribuciones está diseñar, ejecutar y dar seguimiento a las acciones de búsqueda forense con fines de identificación humana; recuperar, resguardar y analizar cuerpos y restos humanos, así como realizar toma de muestras genéticas a nivel nacional.

Su puesta en marcha, en agosto de ese mismo año, corrió a cargo del ex subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, y la entonces titular de la CNB, Karla Quintana.

En ese momento, Encinas aseguró que con el CNIH se haría frente al enorme rezago de cuerpos sin identificar en el país que lamentablemente la Fiscalía General de la República y las fiscalías de los estados no han podido atender y que era además un paso firme para garantizar el derecho humano a ser buscado e identificado.

Para iniciar su funcionamiento, las autoridades lanzaron de inmediato una amplia convocatoria pública en busca de los mejores talentos, sobre todo antropólogos y odontólogos forenses, genetistas y criminalistas, en la que se postularon más de mil 500 especialistas –según informó en su momento Quintana–, aunque sólo se llamó a 59, a los que se asignaron contratos eventuales que eran renovados cada seis meses.

Uno de los primeros trabajos del CNIH fue el llamado público para una recepción masiva de toma de muestras genéticas de personas con familiares desaparecidos en los diferentes estados del país. Atendieron esta convocatoria 3 mil 700. Fue un hecho importante, pues en eso radicaría una de sus principales aportaciones: que cualquiera podía participar, sin necesidad de contar con una denuncia penal, y que se tomarían muestras de grupos familiares, es decir, no sólo de la madre y el padre del desaparecido, sino también de los hermanos e hijos (si los tuviera), con el fin de ampliar las probabilidades de identificación.

Así nació el CNHI, en un hecho reconocido tanto por la ONU como por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; sin embargo, se desmoronó cuando apenas empezaba a desarrollar su trabajo. En año y medio tuvo cuatro directores generales, los dos primeros, aún en la administración de Quintana, fueron Alejandro Jiménez, de septiembre de 2022 a julio de 2023, y después Jaqueline Cruz Cuevas, quien salió tras la renuncia de la ex comisionada, en agosto del año pasado.

Después llegó Rosendo Gómez Silva, hijo de Rosendo Gómez Piedra, el fiscal especial del Caso Ayotzinapa, y ahora está al frente el contador público José Muñoz Gómez.

Todavía en septiembre de 2023, en el marco del quinto Informe de gobierno, Alcalde reconoció las labores que se realizaban en el centro, las capacitaciones del personal, la conformación de una base de perfiles genéticos remitidos por distintas instituciones y las actividades de construcción del laboratorio de genética forense.

Pero apenas dos meses después, en noviembre, en sesión del Sistema Nacional de Búsqueda, Reyes Sahagún dio otro panorama y dijo que el edificio de Xochitepec no contaba con instalaciones eléctricas, hidráulicas y sanitarias ni acabados totales y que, además, estaban subutilizadas.

Mencionó que no tenían equipos ni laboratorios, aunque hay algunos de oficina y cómputo donados. También advirtió que se duplicaban algunos procesos con la Dirección General de Búsqueda, no se realizaban identificaciones forenses y, si bien se tomaban muestras para los perfiles genéticos, al no contar con equipamiento, se enviaban a la Fundación de Antropología Forense de Guatemala.

Ante estos argumentos, por los cuales no se renovaron contratos ni se continuó con el proceso de donación del inmueble y se trasladó al poco personal a la Ciudad de México, los ex trabajadores entrevistados aseguraron que, por el contrario, sí estuvieron laborando en Xochitepec y que la luz y agua nos las pasaba el edificio de a lado, donde operan unos laboratorios privados.

La Jornada constató que hasta a finales de enero, en las oficinas ubicadas en el Parque Científico y Tecnológico de Morelos, había equipo de trabajo como computadoras, pero sólo dos personas seguían laborando, el resto del inmueble lucía abandonado.

Según versiones de ex trabajadores consultados, que por seguridad prefirieron omitir su nombre, en el área de análisis postmortem laboraban al inicio siete personas, de las cuales sólo quedaron tres que fueron removidas a la Ciudad de México, ya que a las demás no se les renovó el contrato en enero y una más decidió renunciar, en tanto, en el área de conformación de identidad, donde trabajaban cinco, quedaron tres, mientras en investigación y documentación despidieron a 80 por ciento.

Lamentaron que no se diera continuidad al proyecto original, pues un gran resultado del centro es la creación de la metodología con enfoque masivo y que la identificación de los fallecidos recaía en un grupo de científicos. Sin eso, aseguraron, el trabajo sería como el que hay en las fiscalías.

VANGUARDIA

Se impulsará la competencia con el fallo contra la Ley Eléctrica: Coparmex

La decisión judicial se ajusta a lo que priva en la Carta Magna, que es evitar condiciones monopólicas, lo cual ocurría al darse prioridad a la CFE

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) celebró la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la que afirma que los cambios de marzo de 2021 a la Ley de la Industria Eléctrica transgreden los principios constitucionales de competencia y elimina las condiciones monopólicas.

Porque “la legislación secundaria, en lugar de atender el criterio de eficiencia establecido en la Carta Magna, introdujo un orden de prelación en el despacho de energía eléctrica, determinando que centrales generadoras inyectan primero su energía a la red nacional y así privilegiar a los generadores del Estado, es decir a la Comisión Federal de Electricidad y a las plantas asociadas a ella alterando el mercado eléctrico”, dijo.

En un comunicado explicó que “aunque la concesión del amparo parte de la queja de seis empresas, de acuerdo con el resolutivo de la Segunda Sala se generará la misma consecuencia para el resto de los agentes que participan en el mercado eléctrico mayorista, pues, de lo contrario, provocaría que se aplicaran reglas dispares a las empresas amparadas, contraviniendo los principios rectores fijados por la Constitución para ese mercado”.

La Coparmex también rechazó el “intento de llevar a juicio político al ministro Alberto Pérez Dayán por emitir un voto de calidad a favor del proyecto”, porque la ley lo permite de acuerdo con el artículo 56 de la Ley de Amparo: “Cuando uno de los ministros se manifieste impedido en asuntos del conocimiento del pleno o sala (como sucedió con Javier Laynez Potisek), los restantes calificarán la excusa. Si la admiten, estos continuarán en el conocimiento del asunto; en caso de empate, quien presida tendrá voto de calidad”.

Solamente es procedente el juicio cuando “alguno de los servidores públicos previstos en el artículo 110 de la Constitución, redunden en perjuicio de los intereses públicos fundamentales o de su buen despacho. En tal sentido, como se advierte, el hecho de que el ministro Pérez Dayán haya ejercido la facultad del voto de calidad no entraña ningún de los referidos supuestos sino todo lo contrario: hizo valer la vigencia efectiva del orden constitucional.

Por todo ello, “el Poder Judicial ha cumplido una imprescindible labor para preservar la Constitución, la legalidad y los derechos de todos. Desde Coparmex reiteramos el compromiso con la defensa de la libre competencia y la promoción de un entorno jurídico estable para las inversiones en el sector eléctrico”.

GACETA UNAM

Adopción de dieta “globalizada” impacta la salud de los mexicanos y sus ecosistemas

La elección no es meramente personal, influyen diversos factores: demográficos (edad o el sexo) y geográficos (en qué región del país vivimos): Ana G. Ortega-Avila, de la Facultad de Medicina

Un gran número de mexicanos ha cambiado en los últimos años su dieta, abandonando lo tradicional (consumo de proteína vegetal, como frijoles y maíz) por una opción más globalizada (carne y trigo). Esta modificación ha impactado la salud de la población y afectado diversos ecosistemas a lo largo y ancho del territorio nacional, así lo apunta el estudio “Socioeconomic, demographic and geographic determinants of food consumption in Mexico”, difundido por la publicación especializada Plos One.

En la investigación participaron los especialistas universitarios Louise Guibrunet, del Instituto de Geografía (IGg); Ana G. Ortega- Avila, de la Facultad de Medicina (FM); Esperanza Arnés, del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental, y Francisco Mora Ardila, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad.

Hallazgos

La investigación tuvo como punto de partida la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública en colaboración con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, que se generó en el periodo 2018–2019. Esta decisión se debe, como explica la publicación, a que “la encuesta es transversal, probabilística, polietápica y estratificada, y es representativa de la población mexicana a nivel nacional, regional y por tipo de asentamiento (urbano/rural). Las regiones propuestas por la Ensanut y utilizadas en este artículo reflejan ampliamente las diferencias climáticas y culturales en todo el país que han dado forma a diversas dietas”.

“Lo que intentamos hacer con el artículo fue agrupar a las personas en México dependiendo de los alimentos que consumen, de sus patrones de alimentación, y permiten evaluar qué tan buena o mala es ésta en las personas”, explicó Ana Ortega-Avila, profesora en Ciencias de la Nutrición Humana en la FM.

“Encontramos que la población mexicana se divide en cuatro grupos o patrones de alimentación: el ‘básico’ (6 % de los habitantes), el cual se parece más a la dieta tradicional y generalmente se encuentra al sur del país y en zonas rurales; el ‘prudente’ (26 %), que incorpora de manera más balanceada diferentes grupos de alimentos, e incluye más frutas y vegetales; el ‘alto en carnes’ (60 %), el cual consume carnes y cereales; y finalmente el ‘bajo en frutas’ (8 %), que come muy pocas frutas y verduras, también carne, pero ingiere más grasas y azúcares”, precisó.

Para Louise Guibrunet, del Departamento de Geografía Social del IGg, uno de los hallazgos más importantes es que la elección de la dieta no es meramente personal: “hay factores que explican por qué nos encontramos en un grupo u otro, los cuales pueden ser diversos: demográficos –como la edad o el sexo–, geográficos –en qué región del país vivimos–, etcétera. No comemos lo mismo si vivimos en el norte o en el sur, tampoco si es en una ciudad o el campo, y depende también de nuestro nivel de ingreso”.

Puso como ejemplo al grupo ‘básico’: “no solamente encontramos que hay muy poca población que pertenece a él, también tienden a ser personas que viven en zonas rurales del sur o del centro del país y con un nivel socioeconómico menor”. Como contrapunto, señaló al de ‘alto en carnes’: “es muy sorprendente que fue el grupo más grande con 60 % de habitantes; es más probable que sean individuos de ingreso económico alto y que vivan en el norte del país. Esto tiene impactos tanto para la salud como para la sustentabilidad”.

Mayor ingreso, más consumo

La publicación igualmente enfatiza que la cantidad de comida difiere dependiendo del grupo que se aborde.

“Los individuos del nivel socioeconómico más alto consumen un 20 % (261 gramos) más alimentos al día que aquéllos con ingresos más bajos. Las personas de este nivel económico tendían a comer más legumbres y maíz (entre un 15 y un 20 % más que el promedio nacional para los dos grupos más bajos)”, agregó.

“El consumo de todos los demás alimentos (frutas, verduras, lácteos, carne, grasas, cereales, azúcar, raíces, aceite, pescado y frutos secos) aumentó con el nivel socioeconómico. En particular, la ingesta de hortalizas y cereales distintos del maíz variaba según el estatus socioeconómico (los individuos del nivel más alto comían en promedio un 37 % más de verduras que los del nivel más bajo).”

Al tomar en cuenta la variable del sexo y la edad, también se encontraron diferencias, ya que “los hombres consumieron un 17 % (229 gramos) más de comida al día que las mujeres. Ellas incorporaron más frutas y verduras como proporción de su consumo total de alimentos, y relativamente menos maíz. La carne formaba una parte importante de la dieta de las personas de 18 a 39 años; mientras que las legumbres fue la parte más importante de la dieta de quienes tienen de 50 a 69 años”.

Asimismo, cuando se habla de poblaciones urbanas y rurales: “Los rurales comieron un 37 % más de maíz y un 36 % más de legumbres que los urbanos, y consumieron menos carne (–39 %), pescado (–36 %) y lácteos (–31 %). Los citadinos ingirieron un 24 % más de cereales (distintos del maíz) que los rurales”.

Respecto a la ubicación geográfica: “El consumo de alimentos también difirió en todo el país: mientras que los residentes del norte comieron un 7 % más de carne y pescado, un 27 % más de huevos y un 14 % más de cereales (excluido el maíz) que el promedio nacional, los habitantes del sur y el centro del país consumían más maíz (11 y 22 % respectivamente), frutas (3 y 10 %) y legumbres (1 y 10 %) que el promedio nacional. En tanto quienes viven en Ciudad de México ingirieron 31 % más raíces, 16 % más carne, 14 % más cereales y 13 % más lácteos que el promedio nacional”.

Y siguiendo con el tema

Sustentabilidad

Guibrunet argumentó que los resultados tienen implicaciones para la sustentabilidad del país, porque “el sector alimentario es uno de los que más contribuye a las grandes problemáticas ambientales, como son el cambio de uso de suelo –forestal a agrícola– y las emisiones de gases de efecto invernadero las cuales abonan al cambio climático. En particular, la producción de carnes rojas es la que más contamina”.

“Cada vez menos gente mantiene una dieta con un insumo de proteínas principalmente vegetal, como el frijol; en cambio, tenemos un grupo muy grande, de más de la mitad de la población, que consume mucha carne. Esto nos dice que los impactos ambientales asociados a nuestra ingesta de alimentos serán muy altos y debemos pensar en cómo reducirlos”, sugirió y añadió:

“Por eso es muy importante preservar la dieta tradicional que tenemos en México, que es muy rica y que funciona bien, tanto para las personas en su salud como para el medio ambiente.”

Repercusiones

Ortega recalcó que esos resultados son una llamada de atención, y de no atenderla aumentarán a futuro los problemas de salud del país.

La globalización de las dietas y el alejamiento de las tradicionales tienen una repercusión en la salud humana. Se ha visto que hay un incremento de enfermedades asociadas con la alimentación. Existe un gran porcentaje de personas con obesidad, hipertensión, diabetes y otros padecimientos cardiovasculares en el país, lo que pone mucha presión a los sistemas de salud. “Es muy caro atender a tanta gente enferma, especialmente si requieren largos periodos de tratamiento”, alertó.

Para la especialista no es extraño que hayan aumentado ciertos padecimientos en las últimas décadas porque vivimos en un mundo globalizado, y con la importación de alimentos al país, así como la producción de ultraprocesados dentro de México, “ahora es posible adoptar dietas muy distintas a la mexicana”.

“Diferentes alimentos empiezan a estar disponibles con más facilidad para las personas, lo que incentiva que los adquieran, y muchas veces no son los más saludables, ya que incluyen productos ultraprocesados o de comida rápida. No es casualidad que conforme hemos globalizado nuestra dieta, también nuestro perfil de enfermedades ha cambiado”, subrayó y concluyó haciendo una invitación a la población en general:

“La idea es invitar a la población a comer alimentos que se produzcan localmente, que han estado en México por miles de años y evitar adquirir empaquetados; disminuir el consumo de carne rojas, las cuales es posible reemplazar con proteína de origen vegetal, como frijoles, lentejas, habas, que son superimportantes y disponibles en las tradiciones culinarias de México. La dieta tradicional es más sostenible, más saludable. ¡Regresemos un poquito en el tiempo!”

Y como siempre al pueblo pan y circo, o usted ¿Qué opina?

Este medio es un foro abierto para toda persona que desee expresar algo que le interesa o que le afecte, por lo que los espacios están abiertos para todos. Lo invito a opinar y a dar su punto de vista.

Esta columna intenta brindar noticias actuales y exclusivas. Nuestras fuentes o nuestra certeza a la hora de hacer predicciones políticas no se basan más que en la experiencia de quienes la escriben. Nuestras notas pueden encontrarlas poco después de la medianoche, hora a la que hacemos nuestro cierre, y así, corroborar que trabajamos arduamente para brindarles la mejor información.