Félix Cortés Camarillo con Pan y Circo

PARA ENTENDER AL GANSO ANDRÉS

By abril 10, 2024abril 11th, 2024No Comments

Félix Cortés Camarillo para Pan y Circo

Recordando a Ariel Dorffman,  autor de Para Leer al Pato Donald (1972)

Aunque yo de esto sé, como dicen los tenistas, un cacho, debo confesar que la dramaturgia que sigue el presidente López en esa pieza -que en inglés se dice play, en lenguas eslavas hra, en alemán Spiele en sueco spela y en todos lados significa juego- que él llama conferencia de prensa todas las mañanas, es una dramaturgia difícil de establecer.

Sin embargo, es totalmente clara, si uno evita aceptar que en este juego, el autor, dramaturgo, primer actor, director de escena, tramoyista utilero y traspunte (especialmente cuando a su comunicador social se le olvida en qué orden puso los videos que previamente le ordenaron) son una misma persona. Que además tiene el enorme defecto de ser presidente de su, pero sobre todo nuestro, país. Esa especial dominante fue ensayada con vestuario, maquillaje y música en la mañanera de Andrés Manuel cuando fue gobernador del Distrito Federal y  fijaba la agenda informativa del día.

Pero, dejemos de lado ese ingrediente. La estructura dramática de las mañaneras es bastante simple, salvo que el titiritero mayor la cambie de improviso, cosa que puede suceder en cualquier momento. El común denominador de estas diarias puestas en escena es: vivimos en Jauja y si no lo entienden la culpa es suya.

Las mañaneras son como sigue:

El lunes, con su “quién es quién en los precios”, el gobierno federal nos reconforta a todos los mexicanos orientándonos sobre donde comprar bara-bara. Yo, que vivo en Monterrey, me siento plenamente servido por el gobierno porque me recomienda que vaya a llenar el tanque de gasolina de mi carro a un expendio en Tuxtla Gutiérrez -eso varea- porque ahí el litro de la verde que yo uso, cuesta un peso menos que en la esquina de mi barrio. De poca.

El martes toca saber que estamos en el paraíso de la salud. El impresentable secretario de Salud, el Dr. Jorge Alcocer, presume que la OMS premió a su jefe por su lucha contra el uso del tabaco. Eso cuando México tiene el cuarto lugar de muertes por Covid en el mundo, con más de medio millón de fallecidos que nunca nos van a da a conocer. Los Estados Unidos confesaron un millón de víctimas, contantes, sonantes y créibles.

El miércoles es de agasajo, el día de la venganza. Una señora con voz de pito lee bastante mal un libreto sobre “quién es quien en las mentiras”, que es la fe de erratas presidencial de todos los medios confiables. Sin comentarios.

En este guion el jueves corresponde a la seguridad nacional, la mayor preocupación de los mexicanos, por dónde le busquen. El subsecretario de seguridad nacional nos dijo ayer que todo está bien, copiándole la frase a YSQ. Pero ahí me enteré de un detalle, en el caso de una joven saxofonistas del Estado de México, cuyo amante despechado -prominente político- ordenó a unos matarifes le echaran al rostro ácido para destruir su belleza.

Eso es muy pinche, pero no es el tema. Me dijeron que en la pesquisa hay un prófugo que se llama “Juan B, hijo de Juan N” , quien obviamente no le quiso dar el apellido. Eso tampoco importa.

Lo que sí me emputa sobremanera es que en las modificaciones a la ley de procedimientos penales, al difundir los hechos se actúa en base a la pudibundez de nuestra sociedad y a la tolerancia cómplice del gobierno. Aquí voy:

Si yo asalto, robo, hiero o mato a un ser humano inocente, en los documentos públicos, y los periódicos o la tele se referirán a mí como Félix “n”, y si publican mi foto, mis ojos serán cubiertos por una franja negra para no ser reconocido y seguir en lo mío. Protección al criminal.

Ahora, si yo fui el asaltado, herido o muerto de tal evento sale mi nombre con todas sus letras, mi dirección y oficio y eventualmente la foto de mi cadáver o mi rostro ensangrentado. Si no dan a conocer el nombre de mi amasia es porque somos muy discretos. Pero, de todos modos, doble victimización.

PILÓN PARA LA MAÑANERA (porque no me dejan entrar sin tapabocas): con todo respeto, señor presidente: piénselo bien eso de aniquilar los hospitales siquiátricos para atender a los enfermos mentales. No se le vaya a ofrecer esos servicios.

felixcortescama@gmail.com