Minuto

Seguimos esperando Dinamarca

By mayo 14, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

Quizá uno de los engaños más dolorosos para el decepcionado ciudadano con el cocodrilo de palacio nacional es que hayan jugado con la salud quitándole lo que chueco o derecho ya tenían él y su prole, desde la aparición del macabro Hugo López-Gatell con su tétrica sentencia: “se murieron, los que se tenían que morir” hasta la promesa que con insistencia sigue prometiendo López, que estamos a punto de ser iguales o mejor que Dinamarca

El sello de oro en la mentira, fue el fiasco de la Mega farmacia que no es más que un jacalón lleno de estantería, escritorios y computadoras que algún día procesarán la información de lotes de medicamentos que solo existieron en la mente del compañero camarada revolucionario, semejante a las esplendidas ilusiones de las demás fantasías como que funcione bien el “aeromuerto” AIFA, la Compañía Mexicana de Aviación, militar por excelencia, el trenecito de la tierra de nunca jamás y la refinería a la que videos probatorios sustentan que están llevando producto terminado -gasolina y diésel- de otros centros de distribución para luego sacarla como combustible refinado en Dos Bocas.

Si algo funcionaba bien, pésele a quién le pese, en el país era el sistema médico y de salud, aún con lo anquilosado de los sistemas obsoletos del IMSS  y la atrasada estratagema del ISSSTE, la mortalidad era soportable y luego con el Seguro Popular creado por Vicente Fox, del que tanto se ha burlado y hecho escarnio el actual mandatario, el pueblo, antes de que fuera bueno y sabio, jamás sufrían desabasto de medicinas y angustia por las pandemias.

Llegó López y todo lo que funcionaba lo tiró a la basura, por el simple hecho que no era de su invención al más puro estilo modernista del inexperto ejecutivo que llegando a una empresa; lo primero que hace es despedir a los hombres de confianza del patrón anterior por la desconfianza de que le pasen información, sin echarle tan siquiera una mirada a los resultados de los ejercicios anteriores, observar la gente con experiencia y el talento al basurero, así llegó el señor de Macuspana, había que tirar todo para inventar algo nuevo y por desgracia, nada funcionó.

Similar a la Gran Biblioteca que construyó Reyes Tamez testaferro del hombre de las botas y nunca fue una “Gran” biblioteca, solo fue una biblioteca grandota, un bodegón enorme que por cierto se goteaba cada que lloviznaba, pero que dejó las bolsas llenas de dinero al innombrable panzón ex rector de la UANL, pero con el prestigio por los suelos.

Esa mala costumbre de los políticos de anteponer el “Gran” cuando apenas cumple lo irrisorio de la mediocridad.

Volviendo al inicio, los sistemas de salud siempre han sido una gran alcancía para el desvío de recursos, ya ven con el Bronco y el ISSSTELEON, ahora con el cocodrilo hay desabasto de medicamentos, los elevadores de todas las clínicas del IMSS se atoran y matan pacientes, existe un mal servicio desde que López llamó a Zoé Robledo y para colmo ahora, ¡faltan médicos! y los tenemos que importar de…Cuba por supuesto.

Lo más triste es que el presidente NO acepta ni tolera que se equivocó y regresar al Seguro Popular ni de chiste, eso sería reconocer que se equivocó, además dejar de recibir muchos “cariñitos” por parte de los proveedores agradecidos.      minutochavaportillo@gmail.com