Minuto

Valdría la pena

By junio 3, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

A esta hora que termino de escribir mi aportación periodística desconociendo los resultados de las elecciones intento hacer una reflexión del que, si valió la pena todo el sacrificio que nos chutamos todos los mexicanos invirtiendo nuestro tiempo analizando para después sufragar sin saber si la actuación de los candidatos ayer, hoy convertidos en funcionarios cumplirán todo lo que prometieron.

Algunos ni eso, como Luisín Donaldín Colosín que como diputado local fue nulidad completa y como alcalde regio no reventó un globo a sentones por falta de capacidad, oficio y perfil de servidor público, porque todos los que votaron por él, soñaron que, por llamarse como su padre asesinado, intentaría llenar los calcetines del prócer, pero como repite el locutor Bermúdez, tirititito cuando se esperaba, zambombazo.

Otros, como Waldo Fernández que, habiendo nacido y crecido en un Partido, traicionando los ideales se canteó para el lado Moreno, imaginando que más seguro, más marrao, ¿que se puede esperar? si el cordón umbilical se lo cortó para hacerse una barbacoa.

Igual Judith Díaz que habiendo sido perfumada del PAN casi veinte años, hoy se desgarra las vestiduras por el tristemente célebre López que pronto se embarcará a su rancho sin boleto de regreso, o Héctor Gutiérrez que le dieron de limosna la delegación de gobernación dejando tirados muchos años de beneficio pegado a la ubre tricolor.   De toda esa gente, ¿qué se puede esperar?

Otra gran mayoría que hicieron perder el tiempo y dinero a los partidos, organismos y ciudadanos como Maderito, pato Zambrano, Mauricio Cantú, el coloradito Oscar Cantú en Apodaca, o el clan de los Guevara en García, que imaginaron sería igual que cuando El Bronco manejaba la carreta, hoy difícilmente alcanzarán cacahuates.    No leyeron el libro de los toreros, cuando retirarse, si no, los toros te retiran.

Fui a votar y guardo la esperanza, por lo nutrido de las filas, que se consume el golpe de autoridad y morena con todos sus lambiscones, corifeos y convenencieros acompañen al peje en su retiro, pero otra noticia que me ilusiona y que anda circulando fuerte, es la esperanza de que Luis Crescencio Sandoval general de la SEDENA y el cocodrilo se dieron un entre por la sencilla razón de que López imaginó que iba a meter su cuchara para dejar al sustituto del militar para amarrar con Claudia si llegaba a ganar.

Pero olvidó el presidente que la sucesión de los de verde olivo, sólo ellos, tienen voz y voto, motivo suficiente para enojarse a tal grado que la gente que fugó la información, habla de un altercado de pronósticos reservados, porque otro capricho era que López quería que la Marina fuera una dependencia para los soldados, pero se le está haciendo bolas el engrudo.

No es primicia ni algo que jamás hubiera pasado, el declive del presidente era de esperarse, toda la lealtad, sumisión y fe ciega que se le tiene a un dios, al llegar las elecciones se va desvaneciendo irremediablemente.

El lunes a media mañana es probable que ya se sepa de qué color pintó el verde y esperamos y deseamos que no se haya teñido de naranja ni de marrón, porque si no, estamos bien fritos.       Te rogamos señor.               minutochavaportillo@gmail.com