Minuto

Emergencias diferentes

By junio 24, 2024No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

Después de una calamidad llega la abundancia y ya ve, moríamos de sed y hoy imploramos una tregua y nos urge un salvavidas.      En esta “aguada” bendición para muchos, tragedia para otros que se quedaron sin hogar, ya no hablemos de los que perdieron a un ser amado, quedan al descubierto las deficiencias, carencia de oficio y fantochería de los actores políticos que asumen trivialidad ante un fenómeno como el que nos trae con el Jesús en la boca.

La parejita Lili-Ledy de Samuelito y la princesa Linda Flor dándose gusto presumiendo, él, con las lluvias como si hubiera creado su obra cumbre, cuando el avioncito Queen Air sigue en tierra o sirviendo para viajes personales en lugar de bombardear nubes, mismo caso del Black Hawk helicóptero artillado bélico que costó una fortuna y hasta que por fin pudieron darle uso salvando una familia atrapada en la huasteca.

Mariana, la jovencita extravagante derrotada en su capricho imposible de ser alcaldesa regia, en su payasada de costumbre; cargando niños lagañosos, abrazando señoras, acariciando cabezas piojosas de chamacos, aunque después se lavaría las manos con alcohol, en una demostración de “seguimos en campaña” porque nadie le va a robar la elección al pueblo de Monterrey, como si fuera propiedad privada y en su feudo…nadie se mete.

Colosio en lo suyo pobrecito.  Lo salvan sus declaraciones sentenciando a su compadre que ya se deje de andar arreando borregas con pistola y se ponga a trabajar.    A Luisín, ahora le urge lo que no le preocupó por dos años once meses y ahora grita a la federación que le suelte dinero para arreglar el par vial cuando tiene las maletas en la puerta y el pie en el estribo.      Una ridícula e inservible obra en la calle Ocampo prometida en semanas, cumplirá un año y ni siquiera se acuerda.

Otra más para mentirosín; en la comunidad de Los Manzanos y Ciénega de González en la parte alta de Santiago N.L. floreando la cosecha, a punto de levantar lo sembrado, llegó “Alberto” y acabó con cien hectáreas, mientras Samuel paseaba en un helicóptero Bell 412 sobrevolando la cortina de la Presa Libertad que construyó Jaime Rodríguez y sin la obligada categoría ni honestidad de darle el crédito al que metió a la cárcel, lugar a donde va a ir a parar antes de que termine su trágico mandato de sinvergüenzadas.

Otros que se les cuece en el mismo perol de la inutilidad, son los soldados verde olivo y su obsoleto Plan DN lll que sirve lo que la lavativa al muerto, para nada.      Causando más pena que admiración, vemos escenas donde una compañía de soldados arriba a una colonia siniestrada, picos y palas en mano, amén de terciada su inseparable ametralladora de cargo – ¿incomprensible, para qué la cargan?, van a auxiliar, no a matar- y se disponen a trabajar como peones de albañilería. 

Haciendo el ridículo, no entienden que lo que pueden hacer una docena de elementos durante todo el día, un trascabo lo haría en diez minutos, o sea, si llegara el ejercito con tres máquinas especializadas arreglarían el problema en minutos, no en días de trabajo.  Pero ese es nuestro glorioso ejército mexicano que sigue pensando y actuando como si estuviéramos en los años previos a la revolución.

Total, entre lo obsoleto de la mentalidad de las autoridades y el desconocimiento de lo que deben hacer, estamos, pero bien jodidos, sin duda, nadas más para la foto.

MENUDENCIAS: el problema de la ineficiencia de la CFE es simple: primero por ser monopolio, segundo, lo comparo con un negocio que tiene tres meseros para atender cincuenta comensales.      Con una tormenta, llegan quinientos clientes y siguen siendo los mismos meseros.  Obvio, no podrán atender más que a los cincuenta. 

minutochavaportillo@gmail.com