Minuto

Ruleta de la vida

Minuto 

Por CHAVA PORTILLO

Dentro de un mes la tómbola de la vida política dará vueltas y más vueltas para que las urnas del destino nos dirán quiénes serán las personalidades que regirán nuestros destinos y a partir de ahí, jubilosos estaremos convencidos que nuestro sufragio fue el acertado o como sucede con el trágico final con el presidente de la república, nos arrepentiremos sin remedio y a seguir tragando sapos.

Nadie sabe que trae el morral, salvo el que lo carga en el lomo y los que en campaña prometieron el oro y el moro veremos de qué color pinta el verde.        Difícil esperar que sean cabales y cumplidos porque no serán los primeros ni los últimos los que nos hagan entender lo que el sinvergüenza le decía al acreedor cuando le reclamaba la fecha de pago: “¿Qué quieres una esperanza, o un desengaño?”

Son muchos los tiradores, pocas las escopetas y menos las presas para llevarse el trofeo porque luego de darle vueltas al cándido bufete, a veces nos damos cuenta que muchos de los cazadores hay algunos que no tienen más que entusiasmo y como por ahí leímos los promocionales de una bisoña soñadora: “Tengo muchas ganas” a la que habría que decirle, no solo se requieren ganas, también otras cositas que pueden llamarse inteligencia, preparación y sentido común. El menos común de todos los sentidos.

Por Monterrey destacan dos figuras que salvo afirmar que gozan de entusiasmo como Luis Donaldo Colosio por MC que habría que adicionarle el popular nombre de su padre asesinado a Yolanda Cantú, una jovencita con la gracia y la sonrisa que puede presumir una chava de poco más de veinte años y una preparación que presume dominar el inglés, piense usted si los dos imberbes no los asalta la duda de jugar en el Nintendo o comprarse unos calzones en Mc. Allen, pero de conocer y enfrentar para solucionar los problemas de la metrópoli, nada más nada y no porque no tengan ganas de hacerlo…no tienen la mínima idea de qué hacer ante una situación de conflicto.

Ahí tienen ustedes a la tristemente célebre Margarita Arrellanes que salvo su atractivo personal incluyendo las múltiples visitas al cirujano plástico que reconstruyó gran parte de su anatomía, su aportación a la sociedad regia que se atrevió a sufragar por ella, fue menos que nada que no hayan sido los contubernios y complicidades de Roberto su cónyuge que saló guapo para eso de los negocios inmobiliarios triangulados.

Hoy, está de nuevo en la tómbola política aunque sea por otro organismo que no es el de Acción Nacional que la encumbró como alcaldesa regiomontana y llega por la forma más añorada y bendecida de todo político soñador, plurinominal, que significa llegar a diputada sin molestarse en hacer campaña, en la comodidad de su hogar en Privanzas detrás de la tienda departamental Costco de Lázaro Cárdenas, donde mantiene molestos a los vecinos por el avasallamiento de espacios y cocheras donde guaruras, choferes y pelagatos se estacionan a placer.

Ya no hablemos de Maderito que ha sido uno de los alcaldes más absurdos, corruptos e ineficaces y que a la fecha no puedo entender: cómo se animó a contender y lo peor, quién pudo votar por ese adefesio hijito de mamá. 

El hombre es el arquitecto de su propio destino y como dijera mi gran amiga Minerva Martínez cuando presidenta de la CEDH, si no te quejas…no te quejes, a la hora de votar. minutochavaportillo@gmail.com