Minuto

El problema es solo uno

By noviembre 24, 2023No Comments

Minuto

CHAVA PORTILLO

Ricardo Arjona de su inagotable talento se le ocurrió componer por ahí una rola que le llamó “El problema” que entre sus muchas estrofas canta: “el problema no es que mientas, el problema es que te creo”.  Genial ¿no?

La declaración del presidente López de que pretende arreglar el asalto más grande cometido a las vías de comunicación por la “Neta” Ernesto Zedillo Ponce que, en grado descendente después del cocodrilo, ha sido el mandatario más gris y propiamente dicho igual de dañino que el Tabasqueño, nos deja un saborcillo agridulce y la sensación de que López nos va a engañar y de nueva cuenta a joder, porque el problema…es que le creemos.

Dice el marques de Macuspana, por medio de decreto, los ferrocarriles nacionales de México que remató-regaló Zedillo a Kansas City Southern para después descaradamente convertirse en accionista y ejecutivo importante, tendrán que darle prioridad a los pasajeros dejando en segundo término la carga que es hasta ahora la fuente de ingresos principal de las empresas del riel versus antaño con las corridas de México, Guadalajara, Monterrey que los que estamos en edad de merecer, disfrutamos las buenas viandas en el carro comedor para rematar con exceso libar en el entrañable carro bar hasta que cerraba, que era por ahí llegando a San Luis Potosí.

Los que saben del tema dicen que México optó por el modelo norteamericano que prioriza la carga y no el europeo que su tendencia es el de pasajeros.      En nuestro país, habría que reconocerlo con pena, sabíamos del tren como una amalgama de nostalgia y hazañas de la revolución e identificamos los ferrocarriles con Pancho Villa tirando bala o al inmortal Jesús García el “Héroe de Nacozari” que tripulaba la maquina 501 la que corrió por Sonora, donde dicen los de la tercera edad, por eso los maquinistas, el que no suspira, llora.

Anécdota que nadie asegura haya sido real, como la gesta de los niños héroes en Chapultepec, pero son tan bellas que, si no son ciertas, deberían serlo.

El problema es que nadie le creemos a López porque algo tiene tapado debajo de su falsa verborrea el merolico por excelencia y así como se apropió de la Mexicana de Aviación entregándosela a los soldaditos de celuloide con aeropuertos incluidos, quien no nos asegura que quiere empezar por “sugerirle” a los dueños del riel, den chance a los pasajeros de abordar, para que de la noche a la mañana quedarse como dueño absoluto entregándoselos a…los soldados naturalmente.   ¿A quién más? Como suelen decir los simpáticos comerciales de los colchones de Cecy Gutiérrez. 

Nadie le puede dar crédito al presidente López que está más devaluado que el peso cuando entregó el gobierno que recibió por accidente Ernesto Zedillo.     La penúltima que nos hizo no hace mucho el cocodrilo fue el mega-fraude de las medicinas que atraviesan por la misma tónica de todo lo que hace el gobierno federal.   Un edifico grandote, con un solo proveedor, con desbasto, mediocridad y corrupción como ha sido todo, la rifa del avión, la refinería, el aeropuerto, el trenecito de la ilusión, SEGALMEX y toda una larga lista de etcéteras para ponerle la cereza al pastel, quedarse con los Ferrocarriles y heredándonos a

la niña de sus ojos para que nos gobierne otros seis años.

minutochavaportillo@gmail.com