Gregorio Martínez con Pan y Circo

Reconciliación nacional

By junio 4, 2024No Comments

PAN Y CIRCO – Opinión Editorial

En México llegó el momento de reconciliarnos.

Esta debe ser una oportunidad para superar rupturas, distanciamientos, agravios, heridas.

Reconciliarnos implica reencontrarnos en un estado positivo.

Han sido casi seis años de desgaste, descalificación, polarización… que a muchos ha dejado traumáticamente quebrantados.

A pesar de ello, Claudia Sheinbaum, la candidata de Morena, el partido en el poder, ganó las elecciones por abrumadora mayoría.

Con todo y los graves problemas de inseguridad que tenemos en el país, el domingo 2 de junio pudimos ejercer nuestro derecho al voto, en una elección pacífica, con mayor nivel de participación que las anteriores.

Pero atención con lo que viene… Morena y sus aliados, el Partido del Trabajo y el Partido Verde, tendrán mayoría calificada, por lo pronto en la Cámara de Diputados.  Y podrían también alcanzarla en la Cámara de Senadores. Habrá que esperar los resultados definitivos del conteo de votos del domingo pasado.

La previsión es que en Septiembre podrán aprobarse reformas constitucionales sin tener que negociar con la oposición, reducida a mínimos históricos.

Es el llamado “Plan C” del actual presidente.

Así se encuentran la reforma judicial, que pretende que los jueces federales sean electos mediante voto popular; la reforma para desaparecer varios órganos autónomos, y la reforma para rediseñar el Instituto Nacional Electoral. De ser así, el plan del actual Gobierno es que se lleven a cabo en el último mes de esta administración.

Por más que diga que se va a retirar de la vida pública, Andrés Manuel López Obrador nos dejará su “no me olvides”.

Mientras tanto, habrá de comenzar el proceso de transición, que será coordinado por Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, ex embajador de México ante la ONU… Creo que es una buena señal.

Rogelio Ramírez de la O permanecerá en la Secretaría de Hacienda por tiempo indefinido, lo cual transmite un mensaje de certidumbre desde el punto de vista económico. Se comprometió con los mercados a disminuir el déficit fiscal, mantener la disciplina fiscal, respetar la autonomía del Banco de México e incluso, también busca disminuir los niveles de endeudamiento.

La futura presidenta ha dicho que su liderazgo será distinto al de López Obrador y que gobernará por sí misma.

El tono de su discurso, en los días posteriores a su triunfo electoral, ciertamente, ha sido conciliador.

Habló de un México plural, diverso y democrático…. Y de caminar, a partir de ahora, en paz y en armonía, para seguir construyendo un país más justo y más próspero.

Es muy significativo que en México vayamos a tener una Presidenta, por primera vez en la historia.

Esperemos que Claudia Sheinbaum se rodee del mejor equipo, que aproveche su preparación académica y que se convierta en una estadista.